Familias coreanas separadas por la guerra se reencuentran tras más de 50 años

Esta es la primera jornada de los seis días que los representantes de la Cruz Roja de ambas Coreas acordaron para que personas de ambos lados pudieran verse y reunirse en privado con motivo de las celebraciones del día de acción de gracias coreano, el Chuseok.

La gran mayoría de los elegidos para estas reuniones son ancianos que no han podido ver a sus seres queridos en más de medio siglo y que guardan borrosos recuerdos de los que fueron sus familiares.

Las emotivas imágenes de los encuentros fueron emitidas por la televisión surcoreana, que mostraba a padres cercanos a la centena encontrándose entre lágrimas con sus hijos de más de 60 años.

Una treintena del casi centenar de surcoreanos que participaron hoy en las reuniones tuvieron que ir acompañados de personas a su cuidado por su delicado estado de salud, a pesar de lo cual se mostraron emocionados.

Gran parte de ellos llevaron grandes bolsas y maletas llenas de regalos y artículos de primera necesidad como medicamentos o ropa de invierno para sus parientes norcoreanos. Esta reunión en grupo tiene lugar por vez primera en el lugar permanente construido el pasado año en el complejo turístico del monte Kumgang para el encuentro de las familias separadas.

Estas reuniones comenzaron con regularidad en 2000, tras la histórica reunión en Pyongyang del presidente surcoreano Kim Dae-jung y el líder norcoreano, Kim Jong-il, y con está son 17 las rondas de reuniones de familiares coreanos cara a cara.

El domingo los surcoreanos podrán reunirse de manera privada con sus familiares antes de regresar el próximo lunes a Corea del Sur, mientras que en los últimos tres días se repetirán las visitas para los norcoreanos que solicitaron ver a sus familiares del Sur.

Los encuentros cara a cara han permitido volver a reunirse a más de 16.000 familiares de las dos partes, mientras que otros 3.748 personas han podido verse y hablar a través de vídeo-conferencias.

No obstante, el tiempo ha corrido en contra de los 127.547 surcoreanos se inscribieron en la lista de solicitantes desde 2000 para reunirse con sus familiares, ya que son personas de avanzada edad y un tercio de ellos ha fallecido sin poder ver sus seres queridos. EFE

Categoria: