Esto es noticia 10-02-2019

MOISÉS NAÍM: SORPRENDENTE SERÍA QUE PUTIN NO TUVIESE INTERÉS EN INFLUIR SOBRE VENEZUELA...
Venezuela es un ex-aliado de EEUU que podría volver a caer bajo su órbita, está localizado a menos de tres horas de vuelo de las costas de Florida, cuenta con las reservas probadas de petróleo más grandes del planeta y está sumido en un caos de calibre mundial… También hay mucho dinero de por medio. Y petróleo. Venezuela le debe un montón de dinero a Rusia y Chávez y Maduro le han entregado algunos de los mejores yacimientos petroleros como parte del pago. También cedió el 49,9% de las acciones de la empresa Citgo… Parecería, entonces, que Venezuela es el blanco perfecto para la intervención rusa. Pero, el caos venezolano puede derrocar el intento ruso en la Venezuela de 2019. Según el analista Vladímir Rouvinski, ‘la relación de Rusia con Venezuela es una historia de oportunidades perdidas, arriesgadas inversiones milmillonarias, el sospechoso enriquecimiento de algunas personas y una vasta corrupción… Moscú no puede correr el riesgo de que Venezuela se convierta en símbolo de uno de los mayores fracasos de Putin en la arena internacional’… Otros en Rusia no lo ven así… Para los economistas el inmenso costo que implica reparar los daños que han dejado Chávez y Maduro es prohibitivo y no justifica los beneficios que se derivarían de tener el tutelaje del distante país caribeño…. Veremos quién prevalece. Pero es obvio que una Venezuela libre de las influencias de la autocracia rusa y de la dictadura cubana es un objetivo por el cual deben luchar todos los demócratas del mundo. Y no solo para liberar a Venezuela de la indefendible dictadura de Maduro, sino también para contener las aventuras internacionales de las autocracias que aún rondan por el planeta..."

Puede leer el análisis completo de Moisés Naím @Moisesnaim, aquí

Categoria: