Walesa le envía enfática carta al Papa

“Le ruego a Su Santidad que tome la defensa de estos cubanos que reclamando la libertad se arriesgan a persecuciones y vejaciones”, añadió en la carta, fechada el 8 de marzo y dada a conocer el lunes por el Instituto Lech Walesa, en Varsovia.

En su carta, Walesa recordó también que la visita del Papa Juan Pablo II a su Polonia natal, en 1979, tuvo un fuerte impacto en esa nación predominantemente católica que se hallaba bajo un régimen comunista desde la ocupación militar soviética que siguió a la Segunda Guerra Mundial.

La visita “despertó en nosotros, los polacos, no sólo la esperanza de los cambios, sino, sobre todo, liberó la voluntad de actuar”, escribió Walesa.

Un año después de la visita, Solidaridad fue fundado en el astillero de Gdansk. Posteriormente, se convirtió en el único sindicato laboral independiente del bloque soviético, y llegó a tener unos 10 millones de miembros justo antes de que los comunistas perdieran unas elecciones parlamentarias.

“No tengo dudas de que, sin la fuerza de las palabras del Papa, sin su presencia, no hubiera sido posible el nacimiento de Solidaridad”, escribió Walesa a Benedicto XVI.

Juan Pablo II también visitó Cuba en 1998. Sin embargo, los analistas coinciden en que, a diferencia de Polonia, su visita provocó pocos cambios políticos en la isla. Cinco años más tarde, 75 disidentes pacíficos fueron sometidos a juicios sumarios de uno y dos días, durante los cuales recibieron condenas de hasta 28 años. Los últimos que seguían en la cárcel fueron liberados en la primavera pasada.

“Hoy día, nosotros los polacos somos libres. Sin embargo, el comunismo y la tiranía que quebraron en la mayoría de los países de Europa, continúan siendo impuestos a muchas naciones”, agregó Walesa. “En el mundo, millones de personas permanecen en el sufrimiento a causa de la violación de los derechos humanos”.

“Uno de estos países es Cuba”, declaró. “Su sociedad no está gozando de las libertades ciudadanas, iguales a las de las sociedades en los países occidentales”.

“Las personas que en Cuba se pronuncian en defensa de los irrevocables y fundamentales derechos humanos y reclaman la justicia social, terminan encarceladas y perseguidas”, agregó. “Las autoridades de Cuba no quieren conversar con su propia nación”.

“Sin embargo, yo conservo la esperanza de que la visita de Su Santidad va a contribuir a los cambios positivos en la vida de la nación cubana”, declaró Walesa. “Confío que la visita de Su Santidad va a abrir un nuevo capítulo de la historia de Cuba, y en que las autoridades de este país van a comenzar el diálogo con la sociedad cubana”.

Benedicto XVI visitará Cuba la próxima semana para participar en las celebraciones por el 400 aniversario del hallazgo de la pequeña imagen de la Virgen de la Caridad en las aguas de la Bahía de Nipe. Esta imagen de la Patrona de Cuba se conserva en la Basílica de El Cobre.

Agniezka Gratkiewicz, del Instituto Lech Walesa, dijo que la carta del 8 de marzo no se dio a conocer hasta el lunes para dar tiempo a que el Papa la recibiera, la leyera y la respondiera. Todavía no ha llegado ninguna respuesta, agregó.

Funcionarios del Vaticano han dicho que el Papa no tiene previsto reunirse con los disidentes cubanos.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/2012/03/20/1156397/walesa-le-envia-enfatica...

YU

Categoria: