Maza Zavala: No se puede quitar al pueblo derecho a estar informado por la radio

Señaló que lo que el gobierno nacional llama ‘latifundio mediático’, de alguna manera tendrá que subsistir. “No debe ser sustituido por otro latifundio mediático que sería el controlado exclusivamente por el sector oficial y que estaría sujeto a un solo cartabón, a una sola programación, a una información que no corresponde a la realidad en su conjunto y que solamente sirve a los intereses del gobierno nacional”, acotó.

Empresas básicas

Sostuvo que la situación critica de las industrias básicas en Guayana obedece al mal manejo administrativo porque no aprovecharon el auge de las materias primas como el aluminio, el hierro, el acero e inclusive el petróleo.

“En lugar de ello lo que hicieron fue incurrir en pérdidas acumulativas que ahora se convierte en un lastre que no puede soportar”, comentó.

Enfatizó que los trabajadores tienen una fuerza que no puede ser ni ignorada ni subestimada. “Para una economía como la nuestra y para un régimen que se dice orientado hacia el socialismo, los trabajadores son una fuerza fundamental”, resaltó.

Advirtió que no es posible excluir a los trabajadores de cualquier proceso de cambio en el país. “Mucho menos es posible enfrentarlos e ignorar sus intereses y tratar de destruir sus organizaciones de clases como los sindicatos”, dijo.

Reiteró que “está en marcha una crisis debida no solo a que bajaron los precios del petróleo o la coyuntura internacional; sino por el manejo interno de los procesos económicos y de los recursos existentes”.

Considera una contradicción del gobierno nacional buscar socios para que sobrevivan las industrias básicas, frente a las estatizaciones y confiscaciones. “El sector público no puede porque tiene una eficiencia muy baja en cuanto a su capacidad gerencial para administrar empresas; no puede acumular muchas en sus manos porque se le escapa el control y lo que hace es disminuir el potencial productivo y crear más escasez e inflación”, alertó.

Divisas

El experto económico advirtió que desde hace tiempo está planteado en los hechos una depreciación del cambio, explicando que “la simple subsistencia de un tipo oficial de cambio de bolívares 2,15 fuertes no es una expresión de estabilidad cambiaria”.

Agregó que todo lo que rodea al tipo de cambio va indicando que “el bolívar está perdiendo cada día fuerza adquisitiva”.

En cuanto régimen cambiario, Zavala sostiene que hay una división de funciones entre el BCV y Cadivi a propósito de la decisión del ejecutivo de que a partir del 1º de septiembre el emisor subastará divisas para bancos y casas de bolsas; mientras que Cadivi se quedará con importaciones esenciales.

“El BCV tiene la facultad legal de administrar el régimen cambiario y conjuntamente con el ejecutivo decidir lo conducente a la política cambiaria, en este caso la devaluación o la revaluación. Cadivi ha estado cumpliendo esta función y el BCV ha sido simplemente un suministrador de divisas sin que haya oportunidad para él de orientar esa distribución”, agregó.

No descarta que la subasta implicaría un posible cambio distinto al oficial. “La subasta que en el pasado también existió, significa una alineación de precios de las divisas de acuerdo con las demandas y ofertas que hagan los diferentes actores. Esa alineación de precios se ordena y se van asignando divisas de acuerdo con el precio que el BCV considere más conveniente”, señaló.

“De modo que en la práctica podría ocurrir que haya un nuevo precio de la divisa mediante la subasta. También podría significar que un grupo poderoso de instituciones financieras que son los que monopolizan las actividades del sistema vayan también a administrar, a través de este procedimiento lo sustancial del suministro de divisas”, indicó.

Fuente: http://www.unionradio.net/Actualidad/#&&NewsId=18921

YU

Categoria: