Análisis: Llorar no parece ser la mejor solución para mejorar nuestro estado de ánimo

Según los datos de este pequeño análisis, «llorar no parece aportar ningún beneficio particular, al contrario de lo que la gente piensa; sólo una pequeña parte de los episodios de llanto registrados en el estudio estaban asociados con una mejora en el estado de ánimo», asegura Jonathan Rottenberg, de la Universidad de Florida del Sur (EE.UU.), y autor de la investigación.

Ciclo menstrual y llanto

El estudio se realizó sobre 97 mujeres de edades comprendidas entre los 18 y 48 años que formaban parte de un estudio más amplio, denominado «Women's Tears Dial Down Testosterone», que explora el vínculo entre el llanto y el ciclo menstrual. Esta es la razón de que sólo se hayan incluido mujeres, explican los autores.

Los investigadores siguieron a las mujeres durante 2 o 3 meses; éstas anotaban en un diario su estado de ánimo, sus ganas de llorar y si finalmente lo hacían. Si se producía un episodio de llanto, se anotaban más detalles sobre éste: razones para llorar, su duración e intensidad, dónde se produjo, si se hizo solo o delante de otras personas y cómo se sintieron después.

En total, se contabilizaron 1.004 episodios de llanto. Los resultados mostraron que el promedio de llanto duró ocho minutos y tuvo lugar en la sala de estar, por lo general en soledad o con una persona presente. Conflicto, la pérdida, o ver sufrir a los demás fueron los desencadenantes más comunes para las lágrimas.

En la mayoría de los casos -el 61%- las personas que habían llorado dijeron que no se había producido un cambio en su estado de ánimo en comparación a cómo se sentían antes de de llorar. El 30% sí experimentó una mejoría de su estado de ánimo, y un 9% se sentía peor.

Explosión de llanto

Los datos de este trabajo parecen demostran que llorar no parece tener beneficios psicológicos para la persona. Pero, curiosamente, observó que los participantes que lloraban con la mayor intensidad «como una explosion de llanto», pero no los que lo hacía durante más tiempo, experimentaban una «mayor liberación».

En lugar de animar a la gente a llorar para deshaogarse, Rottenberg considera más adecuado incitarles a a fortalecer sus redes sociales. «Cuando lloramos el beneficio que ello supone está más relacionado con que llamamos la atención de nuestro entorno y recibimos apoyo social que con el hecho en si mismo de derramar lágrimas», explica Rottenberg.

Este ha sido el primer estudio que examina la relación entre el estado de ánimo y su variabilidad, por un lado, y las ganas de llorar, la frecuencia del llanto, el estado de ánimo después de llorar, y los patrones afectivos, por otro

Sin embargo, los autores advierten sobre las limitaciones de la investigación: «es cierto -dicen en sus conclusiones- que los resultados de las consecuencias afectivas de llorar vienen determinadas por las condiciones afectivas de la propia persona, sus antecedentes y las reacciones sociales de los demás cuando se llora. Ahora bien, son datos iniciales y aunque hemos incluido múltiples variables, hay otras que no están contempladas».

Fuente: http://www.abc.es/salud/noticias/llorar-mejora-nuestro-estado-animo-9833...

DJ

Categoria: