PNB apuesta a la restricción absoluta de armas de fuego a civiles

Fernández explicó que ir hacia el desarme absoluto de la población civil es, además, una tendencia claramente marcada en la sociedad venezolana, de acuerdo con los primeros diagnósticos realizados por la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme.

Comentó que el Estado ya ha avanzado en materia de desarme de la población con la suspensión de importación de armas de fuego y de municiones, así como de la comercialización de proyectiles.

También trabajan en los protocolos de las salas de evidencia de los cuerpos de policía, lo que permitirá tener un inventario específico de las armas recuperadas.

Agregó: "Se va a dejar un protocolo claro para evitar el reciclaje de armas de fuego, evitar la venta de armas de fuego en los cuerpos de policía y evitar la comercialización de municiones".

"Son mecanismos de control bastantes severos y de muchísima importancia" para el desarme, sostuvo Fernández, tras recordar que actualmente llevan a cabo un proceso de registro y regularización de armas de fuego.

Este proceso de regularización lo adelanta en todo el país la Dirección General de Armas y Explosivos (Daex).

El director de la PNB resaltó que también trabajan en un protocolo para mantener un control exhaustivo sobre la tenencia de las armas orgánicas dentro de los cuerpos policiales.

"Se va a regularizar la compra de armas y el proceso de compra de municiones, porque anteriormente los cuerpos de policía podían comprar la cantidad de municiones que quisieran, por eso ahora debe haber un protocolo", comentó.

Este proceso de regularización del parque de armas y municiones de los organismos de seguridad ciudadana será coordinado por el Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia. AVN

Categoria: