Las familias de los presos son trasladadas a La Habana para tramitar su viaje a España