Luisa Estella Morales tendrá control absoluto sobre todos los jueces

De esa forma, la mayoría de los magistrados de la máxima instancia judicial dio a la presidenta de la Comisión Judicial (y del TSJ), Luisa Estella Morales, la potestad absoluta sobre los jueces, bien sean provisorios o titulares.

La resolución, que fue aprobada el miércoles pasado ­con el voto en contra de la magistrada Blanca Rosa Mármol­ planteaba que en el caso de que los jueces "que gocen de estabilidad" no aprobaran la evaluación, serían "suspendidos con o sin goce de sueldo, sin menoscabo del ejercicio de los recursos administrativos y judiciales a que dieran lugar".

Incluso en el papel de trabajo estudiado por los magistrados se autorizaba a la Comisión Judicial "a remover a todo el personal judicial y administrativo que no gozase de estabilidad y que sean reprobados en la evaluación institucional".

Sin embargo, la resolución oficial del TSJ, publicada en su página web, es menos discrecional y sólo se refiere a "suspender con o sin goce de sueldo a los jueces y personal administrativo que no aprueben la evaluación institucional", cuyos parámetros aún se desconocen.

La vigencia de la resolución es de un año, prorrogable por uno más.

Jubilación expedita. Ayer también fue publicada en Internet la resolución 2009-0010, que es el complemento de la que contempla la reestructuración del Poder Judicial y trata sobre el mecanismo especial para las jubilaciones.

Mientras que la edad para jubilarse era de 55 años de edad en el caso de las mujeres y de 60 años en el caso de los hombres, ahora se redujo a 50 años para ambos, y de 30 años en el Poder Judicial se bajó a 15.

Aunque la jubilación es un beneficio laboral, el TSJ se considera la posibilidad de otorgarlas de oficio; es decir, aunque el empleado no lo desee.

VANESSA GÓMEZ QUIROZ
vgomez@el-nacional.com

Categoria: