El lunar más sexy de Cindy Crawford podría ser un melanoma cancerígeno