Lupita Ferrer la malvada de siempre

Fiel a su estilo de malvada, en “Pecados ajenos” Lupita se pone en la piel de Agata Mercenario, una madre perversa y ambiciosa que no duda en hacer sufrir a los que la rodean. Los sitios dedicados al chimento de los melodramas no dudan en calificar a este trabajo de la caribeña como “uno de los mejores de su carrera”. Y si de algo puede dar cuenta Lupita Ferrer es su experiencia en la actuación: lleva 40 años en el terreno. El papel que por los años 70 la llevó a la fama televisiva fue el de “Esmeralda”; aunque a la Argentina llegó la versión interpretada por su compatriota Grecia Colmenares en “Topacio”, aquella muchacha ciega y pobre, que -como debe ser en las buenos culebrones- termina por recuperar la vista y enterarse que es millonaria.

Sin embargo, en las pantallas nacionales Lupita se hizo bien conocida por la novela “Cristal”. A mediados de los 80, las tardes se paralizaban para seguir de cerca el amor imposible entre Cristina (Jeannette Rodríguez) y Luis Alfredo (Carlos Mata). Es en “Cristal” donde Lupita personifica a Victoria Ascanio, la dueña de “Casa Victoria” (una exclusiva tienda de modas), que busca a su hija abandonada al nacer. Ya desde las primeras entregas es fácil predecir que la hija (Jeannette Rodríguez) es nada menos a quién ella se encarga de castigar capítulo tras capítulo.

La letra de la telenovela es de la famosa escritora del género Delia Fiallo. Y si hay algo que la identifica, además de los ríos de lágrimas derramados en cada presentación, es el tema musical “Mi vida eres tú”, interpretado por Rudy La Escala (ver video).

Una verdadera reina la venezolana, hija de españoles y nacida en Maracaibo el 6 de diciembre de 1947, es considerada una verdadera reina de las telenovelas, y al parecer su vida real se acerca mucho a las historias escritas para la televisión. Ella misma confesó en distintas entrevistas que no tuvo hijos porque nació “para ser actriz”.

Lupita se casó muy joven con un venezolano machista y celoso del que se separó. Luego con un productor hollywoodense, con el que tampoco tuvo el éxito que esperaba para su pareja. El tercer intento _aunque sin formalizar en los papeles_ fue con un ejecutivo ecuatoriano, con quien aseguran planea quedarse definitivamente.

Lo cierto es que la bella y madura Lupita mantiene su vigencia en el mercado latinoamericano, tan afecto a la pantalla chica si se trata de meterse de lleno en alguna truculenta historia de amor. La duda sigue siendo cuándo se la volverá a ver por la televisión argentina.

Fuente: http://www.diariolavoz.net/seccion.asp?pid=18&sid=665&notid=292294

YU