Lo que aprendí hoy en Internet: Cuesta ¡$100 mil! para subir el Everest… ¡Ta barato dame dos!