La tensión política de Venezuela se siente en Madrid (Fotos)

De los labios de los manifestantes no salió ni una sola palabra. Estaban amordazados. Una forma alternativa de denunciar la represión y la falta de la libertad de expresión que padece el país. Utilizando al silencio como el grito más fuerte, los venezolanos en Madrid llenaron la Plaza de Callao para seguir luchando para concientizar a la sociedad española y lograr un pronunciamiento del gobierno ibérico. Una apuesta que, en esta ocasión, ha contado con el importante respaldo de ciudadanos españoles, tal como es el caso de Alberto Casillas, quien se denomina “un venezolano nacido en Madrid”.

Casillas, quien vivió 27 años en Venezuela y cuenta con familia en Puerto Ordaz, indica que “amo más a Venezuela que a mi propio país, por eso he llorado tanto por los hechos que han pasado y hemos abogado por acciones de paz”. Sin embargo, el conflicto ha sido llevado hasta las entrañas de la manifestación por un grupo de siete jóvenes pro etarras que, sin dialogar, han comenzado a boicotear la protesta y provocar a quienes exigían un cese en la violencia y el abuso de la fuerza por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

Image

Image

Por unos minutos, la Plaza de Callao se convirtió en campo de batalla ideológico, donde no se vieron volar piedras o perdigones, sino que el aire se llenó de consignas y argumentos, así como de cánticos que respaldaran a cada uno de los pensamientos. A pesar de que en ningún momento hubo riesgo de violencia, la policía ha decidido prevenir un accidente y ha retenido al pequeño grupo que perturbaba el desarrollo de la manifestación venezolana.

Para la sorpresa de los protestantes, un importante número de ciudadanos españoles se ha unido a la causa de los venezolanos y ha increpado la actuación de los siete jóvenes pro etarra. Por ejemplo, Alex López, asegura a Informe21 que “he reaccionado ante la postura desacertada de unos pocos radicales. Para mí, como español, es un insulto que el gobierno de Venezuela se dedique a formar y financiar acciones de grupos que defienden a ETA”.

Image

López, de 45 años, asegura que ha vivido la época del franquismo, de la transición y de la democracia, por lo que “sé que todo gobierno extremista conlleva a una dictadura. Lo peor que le puede pasar a un país, indiferentemente de que el gobernante sea de derecha o de izquierda”, puntualiza con el respaldo de su esposa, quien es de origen francés.

Así como esta pareja, un importante número de españoles ha denunciado la actuación de los jóvenes y brindado su apoyo a la causa de los manifestantes venezolanos. Lo que demuestra que, poco a poco, se está conquistando la meta de concientizar a la sociedad española sobre los abusos que padecen los ciudadanos bajo la represión del gobierno de Venezuela.

Vídeo:

Crédito: Ángel Álvarez

Fotos: Sharon Sitzer

Por Informe21.com/ @JosePuglisi

Categoria: