Madrid degusta, por tercera vez, el ‘Arepazo Mundial’ (Fotos)

Las arepas son el plato insignia de todo venezolano. Su sabor acompaña en los desayunos familiares, como un sustituto del pan en los almuerzos y, por supuesto, como la mejor opción para terminar una noche de fiesta por la ciudad. Su importancia para la idiosincrasia le ha convertido en un estandarte nacional que cuenta con su propia conmemoración: el Día Mundial de la Arepa. Fecha que, internacionalmente y por tercer año consecutivo, se ha celebrado con el ‘Arepazo Mundial’.

Madrid se ha convertido, un año más, en uno de los epicentros de esta conmemoración. Los restaurantes y hogares venezolanos han encendido sus fogones a toda mecha para ofrecer los sabores más tradicionales de la cocina nacional. ¿Los resultados? Una celebración única en donde la comunidad venezolana y española ha contado con espacios para la degustación, el entrenamiento y la comedia.

En Entre nos, por ejemplo, se ha decidido organizar una mega celebración conformada por un día de degustación de arepas, seguido de un monólogo nocturno de Eugenia Adams, un concierto con canciones emblemáticas nacionales y, como una sorpresa adicional, la mezcla musical del flamenco con el folklore tricolor. Una completa jornada en la que el restaurante ha vendido más de 300 arepas.

Mena Napolitano, dueña de Entre Nos, asegura que “este año existen más venezolanos que, en España, están nostálgicos de sus raíces, por lo que encuentran en esta celebración una oportunidad para recordar olores y sabores de su pasado. Al mismo tiempo, es una excusa para que extranjeros conozcan nuestra gastronomía y se expanda nuestra cocina por todo el mundo”.

Image

Image

Image

Image

Image

Para Napolitano, la clave para que una arepa destaque consiste, principalmente, en tres aspectos: “primero tienes que amasar bien la masa con agua tibia, un poco de sal y un chorrito de aceite. El segundo, es cocinarlas hasta que queden tostadas y esponjosas. Y, el último, servirla bien caliente, de lo contario pierde la mitad de su sabor”.

En Arepa Olé, sin embargo, este plato tradicional forma parte de su ADN. “Para nosotros el día de la arepa es todos los días, ya que es a lo que nos dedicamos. Nos unimos a esta celebración porque en años anteriores hemos participado. Sería un pecado no participar ya que la homenajeamos todos los días”, precisan los propietarios del local, Edgar Rodríguez y Sonsoles García-Rendueles.

Los dueños del restaurante apuntan que, el ‘Arepazo Mundial’, es “una buena excusa para que los venezolanos que quizás están integrados y no participan en actividades venezolanas se animen y trasladen, por un día, a Venezuela”.

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Rodríguez y García puntualizan que, a diferencia de otros años, se ha registrado una mayor participación: “este año los locales aumentaron, a última hora, a cuatro o cinco, quizás la gente se repartió un poco. El año pasado éramos sólo dos los locales que participábamos”. No obstante, prevén haber superado las ventas registradas durante el año pasado, cuando cocinaron más de 1.360 arepas.

Simultáneamente a las actividades celebradas en los restaurantes, los hogares venezolanos han aportado su granito de arena abriendo sus cocinas a vecinos y conocidos. Una forma de expandir el sabor nacional por zonas como Majadahonda, Brunete, Alicante, Las Tablas, Vicálvaro, Salamanca, Arganda del Rey, Ciudad Lineal, Tenerife, Vallecas y Paris. Sin embargo, no todo ha quedado en la privacidad de las casas, ya que todos han compartido imágenes y comentarios a través de las redes sociales.

Image

Image

Image

Image

El ‘Arepazo Mundial’ ha logrado conquistar, un año más, a Madrid. Ya sea a través de sus restaurantes, eventos u hogares, la comunidad venezolana rinde tributo a la gastronomía del país y busca nuevos medios para presentarla, orgullosos, al exterior. La arepa, ese alimento que siempre ha acompañado a los venezolanos desde la infancia, también sigue creando una memoria colectiva desde el extranjero.

@JosePuglisi para Informe21

Categoria: