Para formar parte de la información

Mal aliento

¿Tienes mal aliento? Podrías padecer alguna de estas enfermedades

¿Tienes mal aliento? Podrías padecer alguna de estas enfermedades

Casi siempre relacionamos el mal aliento con la falta de higiene, sin embargo, no siempre es la causa. La prueba está en que hay días en la que por más que nos lavemos los dientes el olor no desaparece. Si te pasa de vez en cuando quizá se deba a algo que comiste, o a que no cepillaste bien tus dientes, peeeero si es un problema de todos los días, no lo dejes pasar, porque podría ser ocasionado por alguna de las siguientes enfermedades:

Mal aliento... ¿Cuándo hay que consultar al médico?

Mal aliento... ¿Cuándo hay que consultar al médico?

El mal aliento, también conocido como halitosis, puede dar vergüenza y, en algunos casos, incluso causar ansiedad. No sorprende que las tiendas estén llenas de gomas de mascar, pastillas de menta, enjuagues bucales y otros productos diseñados para combatir el mal aliento. Sin embargo, muchos de estos productos son solo medidas temporarias porque no combaten la causa del problema.

Este dispositivo busca mejorar tu mal aliento con tecnología

Este dispositivo busca mejorar tu mal aliento con tecnología

Hoy en día puedes encontrar con facilidad en la internet aparatos que midan tus niveles de alcohol en la sangre mediante tu aliento que funcionan con smartphones. Si, puedes ver si estás ebrio, pero pocos se han dedicado a mejorar de algún modo otro problema bucal menos fácil de evitar: el mal aliento.

5 trucos para evitar el mal aliento sin salir de casa

5 trucos para evitar el mal aliento sin salir de casa

El mal aliento o halitosis es una condición bastante molesta que afecta a casi la mitad de la población mundial en algún momento de la vida. La halitosis puede ser ocasional o crónica. Cuando es ocasional, normalmente se debe a alguna comida que el cuerpo no ha podido procesar o tras pasar mucho tiempo sin comer.

Ojeras, mal aliento y vientre hinchado: ¿Qué lo causa?

En primer lugar, nos esforzaremos en cuidarnos un poco más, en mejorar nuestros hábitos de vida y de alimentación. Si vemos que estas molestias se alargan demasiado no dudaremos en acudir al médico. Ahora bien, es común que estos problemas tan habituales se deban casi siempre a un hígado intoxicado.

Pages