¿Mala digestión? La forma como comes determina el buen funcionamiento de tu estómago

Estómago en forma

Es básico que ingieras alimentos cuando tienes hambre. Date tiempo a que puedas asimilar tu comida, come despacio y sobre todo, mastica por lo menos cuarenta veces lo que ingieres para que le facilites a tu organismo la digestión.

Tómate al menos media hora para realizar cada una de las tres principales comidas durante el día, dedica unos minutos a la sobre mesa y camina por lo menos diez minutos después de comer.

En relación a la cantidad de alimentos que debes ingerir, procura no sobrecargar tu estómago en la mañana ni en la noche, dejando para el mediodía la ingesta de una comida más fuerte o condimentada.

Cuando te alimentes, debes disfrutar tu comida, la intención positiva hacia lo que ingieres ayuda a que tu organismo tenga mejor funcionamiento.

Toma poco agua cuando comas, es preferible que tomes una cantidad mayor media hora antes.

Procura que en cada comida existan carbohidratos que contengan fibra y come proteínas y grasas buenas.

¿Qué debes evitar?

Las comilonas no son buenas así como el no tener un horario específico para tus alimentos e ingerir alimentos con prisa o sin masticarlos lo suficiente.

Desayunar y cenar demasiado vuelve lento a tu metabolismo. Procura no comer alimentos que ya tengan demasiado tiempo de preparados o que se hayan recalentado en varias ocasiones.

¿ No quieres tener problemas de digestión? No comas mientras trabajas o haces alguna actividad en la que tengas que poner demasiada atención; el enfoque debe estar en que te estás alimentando en ese momento.

Tomar agua de más o bebidas frías mientras comes, puede generarte problemas.

Sigue estos sencillos consejos, y verás como mejora tu digestión.

Fuente: Mundo52

EA

Categoria: