¿Quién acabó con los gigantes del hielo?

Análisis de boñigas

Los bosques de la época eran recorridos por 34 géneros o grupos de animales, incluidos las «estrellas» de la edad de hielo, como los mamuts, camellos, caballos, mastodontes, enormes castores y perezosos de tierra del tamaño de un vehículo utilitario. Pero, poco a poco, el reinado de estos gigantes acabó. «Los datos sugieren que la extinción se inició en el Lago Appleman (Indiana) en algún momento entre 14.800 y 13.700 años atrás», explica John Williams, profesor de geografía en Wisconsin-Madison y experto en climas antiguos y ecosistemas, principal autor del estudio.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos, que han publicado su trabajo en la revista Science, utilizarn un peculiar sistema de deducción. Estudiaron las esporas de hongos que aparecen en los excrementos de estos animales y que fueron recuperadas de los sedimentos del lago. Como si fueran detectives, dataron la antigüedad de las esporas y comprobaron cuándo empezaban a ser menos frecuentes. Una vez obtenida la fecha, sólo tenían que relacionar acontecimientos.

Los clovis, inocentes

El proceso de la extinción fue gradual y duró unos 1.000 años. En ausencia de los comedores de hierba, surgió un nuevo ecosistema. Las comunidades de plantas se multiplicaron -el fresno negro y los olmos comenzaron a hacerse un hueco entre las omnipresentes coníferas y abetos- y se produjeron cambios en la frecuencia de los incendios. Es decir, que fue la desaparición de la fauna lo que provocó la transformación en el paisaje, y no al revés.

En cuanto a los cazadores clovis, han resultado inocentes de crímenes masivos. Estos pobladores llegaron mil años después de que los grandes herbívoros empezaran a desaparecer, así que poca culpa han podido tener en el asunto y es dudoso que otros humanos se hubieran dedicado antes a la caza masiva de estos herbívoros en la zona. ¿Y el meteorito? La desaparición de los animales también se produjo antes que el supuesto cataclismo, según los científicos. Ante este panorama, el misterio continúa.

Fuente: ABC

MG