Futbolista Carlos Tévez desmiente que se haya negado a jugar y pide perdón a los fans

"Para mí, se terminó. Si un jugador gana mucho dinero en el Manchester City y se niega a jugar, está acabado", aseveró el técnico italiano, explicando que Tevez había rechazado salir a calentar cuando estaba previsto que fuera el segundo cambio del City en este partido.

Aludía con esas palabras Mancini a la elevada remuneración que recibe Tevez como jugador del Manchester City, que los medios de comunicación británicos cifran en 200.000 libras semanales (unos 229.000 euros), lo que le convierte en uno de los jugadores mejor pagados del fútbol inglés.

"Se negó a salir al campo. Lo que dije a Carlos queda entre él y yo y el equipo, pero estoy muy decepcionado con Carlos. ¿Puede imaginarse un jugador del Bayern Múnich, del Milan o del Manchester United haciendo esto? Se negó a calentar y luego se negó a salir al césped", aseveró el preparador italiano.

Sin embargo, el jugador contradijo la versión del entrenador de los 'Citizens'. "En Múnich, el martes, había calentado y estaba preparado para jugar. No es el momento para dar detalles específicos de por qué no jugué. Pero me gustaría afirmar que nunca me negué a jugar", expuso Tevez en su comunicado.

El delantero internacional argentino, de 27 años, explicó su ausencia en el duelo ante el Bayern Múnich, el equipo más laureado del fútbol germano y actual líder de la Bundesliga, por una "confusión" en el banquillo del Manchester City, tras la que el punta pidió perdón a los hinchas.

"Me gustaría pedir perdón a todos los hinchas del Manchester City, con los que siempre tuve una relación fuerte, por cualquier malentendido relacionado con lo ocurrido en Múnich", señaló el jugador argentino.

"Ellos (los aficionados), comprenden que cuando estoy sobre el césped siempre doy lo mejor para el club", añadió el delantero, antes de recordar que está preparado para seguir asumiendo sus responsabilidades en el ataque del Manchester City.

"Estoy listo para jugar cuando se requiera y cumplir con mis obligaciones", sostuvo el delantero, cuyo futuro podría decidirse en los próximos días en una reunión de Mancini con el presidente de la entidad, el emiratí Jaldún Al Mubarak.

"Hablaremos con Jaldún. Es normal. Es el presidente y quien decide todo", pero "no puedo aceptar su comportamiento (de Tevez). Yo decido los cambios, no Carlos", señaló el italiano.

Antes del episodio vivido en Múnich, Tevez manifestó en repetidas ocasiones su deseo de dejar el club de la Premier League, al que llegó procedente del Manchester United, en 2009, para poder tener opciones de volver a su país y estar más cerca de su familia.

El que fuera entrenador del Manchester City cuando Tevez se incorporó a la plantilla del equipo, Mark Hughes, comentó que la situación personal del jugador es una parte importante del "problema" que puede representar el argentino. "El problema con Carlos es que extrañaba a su familia", dijo.

La prensa británica aplaudió la actitud de Mancini, y el Daily Mail llegó a plantear que el jugador no forme "parte del equipo".

No sólo recibió Tevez críticas de parte de la prensa, porque ex jugadores, como Graeme Souness, que fue una estrella del Liverpool, describió al argentino como "una desgracia para el fútbol". "Es una manzana podrida", apuntó.

Por su parte el técnico del Tottenham, Harry Redknapp, sostuvo que el jugador, al fin y al cabo, está en una posición de fuerza, y "tiene todos los ases en la manga".
AFP

Categoria: