Para formar parte de la información

Manuel Felipe Sierra

Las dos capitales

Manuel Felipe Sierra's picture

En Venezuela existen en la práctica dos centros de poder. Desde el Palacio de Miraflores, Hugo Chávez toma decisiones que tienen que ver con el manejo administrativo cotidiano: decretos, consejos de ministros, invento de misiones, cadenas nacionales, etc. Pero existe también una instancia superior, un “petit-comité” un “cogollo” como se decía en tiempos de bipartidismo, o lo que en el lenguaje bolchevique se conoció como una “troika”.

La salud de Chávez

Manuel Felipe Sierra's picture

En otras circunstancias la salud de un mandatario no tendría porque convertirse en el tema dominante del debate político. Pero tratándose de Chávez es lógico que la expectativa creada por su tratamiento de cáncer despierte un interés fuera de lo común. Chávez más que un gobernante, es el líder único de un proceso de transición desde hace doce años. Su victoria electoral en 1998 (y que facilitó el camino hacia el modelo castro-chavista) además de satisfacer una necesidad de cambio, obedeció a la valoración de sus fortalezas como candidato.

Sexto Poder

Manuel Felipe Sierra's picture

El cierre por vía judicial del semanario Sexto Poder y las órdenes de detención contra su editor, Leocenis García, y su directora, Dinorah Girón, constituyen un grave atentado contra la libertad de expresión. El caso podría interpretarse como el inicio de una operación represiva del régimen que tendría que ver con el propósito de generar conflictividad de cara al proceso electoral del 2012. ¿Por qué? La estrategia chavista para controlar los medios se ha cumplido en varias fases.

¿Y la agenda de transición?

Manuel Felipe Sierra's picture

La definición de la tarjeta unitaria por la MUD para las primarias del 12 de febrero es un paso importante en el camino de activar a la mayoría opositora. En los próximos días, la escogencia del aspirante de Un Nuevo Tiempo contribuirá también a perfilar el escenario para el evento. Sin embargo, existe un inexplicable retraso en la formulación de una agenda mínima de transición que sirva de base a una futura gobernabilidad.

El delito de Álvarez

Manuel Felipe Sierra's picture

Oswaldo Álvarez Paz fue condenado a dos años de prisión por el delito de “difundir información falsa”. Hace un año el ex gobernador del Zulia y precandidato presidencial, luego de una intervención en el programa Aló, Ciudadano fue llevado a la cárcel. Álvarez se refirió a los señalamientos del juez español Jaime Velazco sobre el entrenamiento de miembros de ETA en territorio venezolano. No era ninguna revelación novedosa.

Venecuba

Manuel Felipe Sierra's picture

Es lógico que un observador se sorprenda cuando Chávez escoge La Habana para un tratamiento médico y que durante días despache desde la isla sin el correspondiente permiso de su país. Más aún, cuando el lugar donde se encuentra funciona como una extensión de Miraflores. Pero en verdad, ello no tendría por qué provocar extrañeza. La existencia de Venecuba, es decir, la fusión política entre Cuba y Venezuela, no es una afirmación delirante.

Transición

Manuel Felipe Sierra's picture

La transición que deberá liderar el mandatario que sustituya a Chávez afrontará dos asuntos fundamentales. Los gobiernos provisionales o de emergencia procuran avanzar y mejorar cuestiones en las cuales fallaron las gestiones anteriores. La tradición venezolana así lo indica. El período posgomecista de López Contreras y Medina Angarita se propuso reencontrar al país con la modernidad, revisar la arquitectura institucional y abordar los problemas sociales.

La transición

Manuel Felipe Sierra's picture

Es comprensible que exista presión en el mundo opositor para la escogencia del candidato presidencial. Cada día se hace más apremiante en amplios sectores la necesidad de sustituir el régimen. Este cambio, sin embargo, trasciende la simple rotación de un mandatario, como reza la alternancia constitucional. La circunstancia hace, entonces, que la selección del aspirante se haga mucho más compleja y deje de ser un tema confiado sólo al favor de las encuestas y las simpatías populares.

Falsa democracia

Manuel Felipe Sierra's picture

El “efecto dominó” que hace tambalear la dictaduras del Magreb y el Medio Oriente conducirá a la configuración de modelos democráticos e incluyentes. El nuevo cuadro político que surja de ellos seguramente estabilizará expresiones más plurales y representativas de esas sociedades. Un diario argelino prefigura “gobiernos islámicos y árabes en lo religioso, y liberales en lo político, económico y cultural”.

Chávez y Mugabe

Manuel Felipe Sierra's picture

No es descabellada la comparación entre Mugabe y Chávez ni se requiere de mucha imaginación para encontrar parentesco en sus regímenes. Obviando los orígenes, ambas experiencias ofrecen paralelos, tanto que George W. Bush escribe en sus memorias: “Chávez se está convirtiendo ahora en el Mugabe de Suramérica”. Los dos procesos (más allá de la destrucción económica, la confiscación social y la represión política), han perfeccionado nuevos mecanismos para cierto juego de apariencia democrática.

La heterodoxia

Manuel Felipe Sierra's picture

En lo que va del año, han sido expropiadas 200 empresas, según Carlos Larrazábal, presidente de Conindustria. José Antonio Gil Yépez, de Datanálisis, asegura “que Chávez radicalizará las expropiaciones hasta 2011 y se frenará en 2012 ante los comicios presidenciales”. Advierte, sin embargo, “que cuando lo haga ya habrá destrozado muchas empresas productivas”. Ello es sólo un dato de la situación económica. Habría que agregar el empeño en complicar la viabilidad del sistema financiero y la casi desaparición de la producción agrícola.

Victoria política

Manuel Felipe Sierra's picture

El 26-S se derribó el mito de la “mayoría chavista”, según el cual el régimen contaba con un apoyo popular imposible de horadar sino como obra de una larga resistencia a través del tiempo. Según él, los pobres serían una especie de patrimonio político del chavismo y reacios a las propuestas democráticas. Con los resultados del domingo, esta falsa creencia se vino al suelo, lo cual ya es demasiado importante para una mejor comprensión del proyecto castro-comunista y para definir políticas eficaces en el futuro.

Tres escenarios

Manuel Felipe Sierra's picture

Más que el futuro del país, los resultados del 26S influirán en el rumbo del proceso castrochavista. Al margen del conteo de los votos que definirán la composición de la Asamblea Nacional, habría que tomar en cuenta que estos no emanan de una competencia equitativa ni transparente. Favorables o desfavorables, ellos son el fruto de una consulta signada por el ventajismo, interferida por una estructura fraudulenta y una matriz de miedo social estimulada durante años.

El sacrificio

Manuel Felipe Sierra's picture

En el supuesto negado de que las explicaciones de la fiscal general Luisa Ortega Díaz sobre el caso de Franklin Brito fueran ciertas, ellas no justifican la negligencia del Estado. Ya tardíamente el régimen ofreció su versión sobre la agonía del productor agropecuario. Suponiendo que los argumentos esgrimidos en ella se correspondan con la verdad, tampoco se justifica el sacrificio de Brito. Con naturalidad, el chavismo asume el tema de la muerte.

El derrumbe

Manuel Felipe Sierra's picture

Si no bastaran las complicaciones económicas, el agravamiento de los problemas sociales y las demostraciones de extrema ineficiencia unida a una corrupción nunca antes vista, Chávez suma ahora sucesivas derrotas en su estrategia de exportación revolucionaria. Para un sistema como el que se trata de imponer en Venezuela, la política internacional va más allá de las tradicionales relaciones entre Estados y se convierte en un instrumento clave y decisivo para su proyección externa e incluso el fortalecimiento doméstico.

Sin salida

Manuel Felipe Sierra's picture

El gobierno de Álvaro Uribe, más allá del desenlace de la actual crisis, logro lo que buscaba desde hace años: colocar en el escenario internacional la presencia de grupos armados en Venezuela en connivencia con el régimen chavista. Ciertamente, no se trata de un secreto. Se sabe que el territorio nacional es usado desde hace tiempo por la FARC, el ELN, y también los paramilitares, como zona de alivio para sus operaciones.

El ocaso

Manuel Felipe Sierra's picture

Ya es común que organismos internacionales adviertan sobre el rumbo del proceso chavista. En este sentido, el reciente informe de la Internacional Socialista tiene un significado especial. Se trata de 160 partidos que asumen que el de Chávez, “es un régimen autoritario que cada día utiliza con mayor descaro las instituciones y el Estado para acabar con los principios democráticos”. Algunas de las organizaciones afiliadas a la Internacional Socialista mantienen cordiales relaciones con el chavismo y otras caracterizan la situación “como un cuadro de déficit institucional”.

Auge y caída

Manuel Felipe Sierra's picture

Recientes estudios de opinión (según encuestadores en medios de comunicación) revelarían un repunte en la popularidad de Chávez y en la valoración positiva de su gestión. ¿Es posible que esto ocurra cuando el régimen se enfrenta al agravamiento de los principales problemas nacionales? Nunca antes Venezuela estuvo colocada frente a un cuadro más severo de calamidades como ahora.

La hazaña de Mockus

Manuel Felipe Sierra's picture

La victoria de Juan Manuel Santos en la primera vuelta de las elecciones colombianas no tendría por qué sorprender a nadie. Sorpresa mayúscula hubiera sido un resultado favorable de Antanas Mockus. El “empate técnico” anunciado por las encuestas no sintonizaba con la realidad. El pasado 14 de marzo las fortalezas del Partido Verde de Mockus se midieron en una consulta parlamentaria, en la cual el ex alcalde bogotano obtuvo una votación discreta en relación con la obtenida por el uribismo.

Santos o Mockus

Manuel Felipe Sierra's picture

Los colombianos votan el domingo por un nuevo presidente, cuya selección final, sin embargo, se haría el 20 de junio entre Juan Manuel Santos y Antanas Mockus. El llamado “efecto Chávez” ha tenido notable gravitación durante la campaña. No porque éste genere mayor o menor cantidad de votos, sino porque, más allá de la consulta, la suerte de las relaciones de ese país con Venezuela formarán parte prioritaria en la agenda del nuevo gobierno.

Mañana es tarde

Manuel Felipe Sierra's picture

Los últimos hechos económicos dibujan un escenario terriblemente difícil. Más allá de la eficacia de las decisiones que se adopten, resulta claro que se configura una atmósfera de creciente incertidumbre sobre el comportamiento de la economía. Sin embargo, sería equivocado atribuir el costo de esta situación solamente a la ineficiencia y la corrupción de la gestión pública. En el fondo, es el resultado previsible de un plan destinado a demoler el aparato productivo y reconstruirlo sobre nuevas bases.

Debate electoral (I)

Manuel Felipe Sierra's picture

Si los factores de la sociedad democrática (partidos políticos y otras expresiones organizadas) no encaran con realismo el papel que cumple el CNE en las consultas electorales, nunca podrán orientar con acierto a los electores que se oponen al proyecto totalitario. Pareciera que ocho años (desde el revocatorio de 2004) no fuera tiempo suficiente para tener claridad de que se trata de un árbitro que no es tal, y concebido, además, para legitimar el continuismo.

Pages