Amenazas a los bancos buscan tapar las culpas de Chávez, según analista

El mandatario amenazó. No miró estados financieros de las entidades. No pidió a la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Sudebán) evaluaciones de la morosidad del sistema bancario, ni mencionó los balances de los bancos del sector público.

"Eso son los bancos capitalistas, aquí es cuando yo digo: o los bancos privados que hay en Venezuela se acoplan al proyecto nacional (de la revolución) y a la ley, o van a terminar intervenidos, ¡yo no me los voy a calar toda la vida!", amenazó Chávez.

De acuerdo a Rodríguez Mena, el Presidente utiliza su poder en un año electoral para hacer ver que "se preocupa por la población y va contra la banca capitalista, porque la realidad es que el culpable no cumple con los sectores medianos y pequeños de producción en la cartera de créditos".

El Gobierno fijó márgenes de financiamiento a las carteras crediticias de la banca privada. Las instituciones privadas están obligadas a cumplir con la normativa impuesta por la ley. El economista explicó que si no cumplen, son sancionados, aspecto del que se estaría cuidando la mayoría de las entidades, no así las que pertenecen al sistema público, de las que se desconocen sus egresos y compra de papeles y bonos del Gobierno "que dan utilidades".

El analista dijo que "en materia de financiamiento de la actividad productiva, no cumple con lo que establece la Constitución y obligan a la banca a que cumpla por su incapacidad". Recordó dos razones que afectan la solidez del Gobierno en materia de préstamos.

"El Gobierno ha dado donaciones contabilizadas, conocidas. Dio a Bolivia, Ecuador, a los amigos de su proyecto político continental militarista autoritario. Pero también hay tuberías de desagüe del dinero que se manejaron de manera clientelar, sin relación, sin control". Otra vía de la baja del crédito se causó por el gasto público y el no retorno de los anteriores préstamos.

"Los economistas, mis colegas, creen que el Gobierno fracasó con las políticas económicas; no, el Gobierno tiene éxito porque quiere destruir todo lo que es propiedad privada y lo está logrando porque quiere ser el único con el poder económico."

Corrupción en PDVSA

A propósito de la dominación económica, el experto evaluó que controlar la divisa es la barita que siempre sujetará el Presidente de la República para tener en la mira qué se importa y cuánto se importa.

Consideró que las medidas que rodean el control cambiario tienen un eje de corrupción naciente en la estatal petrolera. Dijo que los dólares que entran al país ingresan por la venta del crudo, administrado por PDVSA.

Pero las transacciones que PDVSA debería entregar al Banco Central de Venezuela en dólares, "no lo hace, entrega menos y se origina un dólar especulativo porque esa diferencia que se deja de colocar llega al mercado permuta".

Mercado del dólar

José Guerra, ex directivo del BCV, explicó que las recientes medidas de reforma de la ley de Ilícito Cambiario, reforma del BCV y presiones a las casas de bolsas a la final facilitarán la creación de cuatro precios o mercados de esta divisa: el precio de 2,60, 4,30, cotización BCV y el mercado fuera de regulación.

Desde la Asamblea Nacional, la perspectiva apunta a eliminar los conglomerados y que cada sector haga su trabajo para garantizar un precio razonable, descartando, por lo menos en la declaración de Ricardo Sanguino, de la Comisión de Finanzas, medidas hacia la banca privada.

La razón de ese cuarto escenario estaría impulsado por el propio Gobierno al no entregar los dólares a tiempo a los importadores que "buscan alternativas" para no cerrar sus negocios, indicó Guerra. Aunque el BCV ahora determinará un precio a través de las colocaciones de papeles, comentó que se desconoce qué precio determinará ante el ritmo que impone el mercado.

Recordó que la salida de siete mil millones de dólares del BCV para el Fondén y los retardos en el otorgamiento de la divisa presionan y ocasionan distorsiones en la economía, efectos que se traducen al final en inflación, en la que los pobres pagan más que los estratos altos.

Fuente: Yasmín Ojeda / http://www.laverdadzulia.com/detnotic.php?CodNotic=34396

YU

Categoria: