Manuel Rosales pide al Gobierno asumir su culpa y declarar la emergencia eléctrica

Al pueblo de Venezuela:

El Gobierno debe decir la verdad y declarar la emergencia en el sistema eléctrico nacional y dejar de lavar sus culpas acusando al pueblo de sus propios errores. Están racionando el servicio eléctrico de manera encubierta y simulada con anuncios de control del consumo y establecimiento de bandas que esconden la verdad.

El pueblo no es el culpable, culpable es el Gobierno que anda ocupado en puros temas ideológicos y políticos y no se dedica a gobernar. La emergencia debe ser sustentada en primer lugar en un plan de alto vuelo y la ejecución de obras.

Por otra parte, reconocer y cancelar las pérdidas a las familias y trabajadores quienes han sido afectados al dañarse sus enseres y equipos del hogar (neveras, aires acondicionados, lavadoras) y sus indispensables herramientas de trabajo (computadoras, refrigeradores, etc.)

A lo largo de once años, paralizaron la inversión, ampliación y mantenimiento de los sistemas de generación, transmisión y distribución de la electricidad y ahora acusan al pueblo de ser los responsables del gran problema alegando un supuesto exceso de consumo.

Durante los últimos años hicimos advertencias de lo que estaba ocurriendo. En el 2006 a propósito de mi candidatura presidencial denunciamos y advertimos del caos eléctrico que se avecinaba.

En consecuencia, el gobierno debe informar y no engañar al pueblo sobre la realidad del sector eléctrico.

* Vamos para dos años que el problema hizo crisis y nada ha pasado con la construcción de las nuevas plantas termoeléctricas.

* Nada ha pasado con el mantenimiento y ampliación de todo el sistema de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica.

* No se han buscado alternativas parciales de producción y suministro ni han suspendido el envío de energía eléctrica a otros países.

* No se ha activado la capacidad instalada de 23 mil megavatios y seguimos generando 16 mil megavatios.

Es decir, el pueblo a oscuras y nada pasa.

El impedimento de goce de la electricidad incide no solo en la existencia del ser humano, sino de otros derechos tan elementales como la salud, el trabajo y el medio ambiente, resultando prácticamente imposible imaginar que sin el servicio eléctrico la gente pueda ver satisfechas sus necesidades elementales y la mejora de sus condiciones de existencia.

El problema eléctrico es sumamente serio, es de carácter permanente y este Gobierno nacional no tiene capacidad ni interés en resolverlo y lleva al país a la Venezuela de la oscuridad y del atraso. Se requiere de medidas especiales por parte del Gobierno nacional.

Fuente: http://www.elperiodiquito.com/modules.php?name=News&file=article&sid=28245

DJ

Categoria: