Entre rechazo y aceptación: La legalización de la marihuana polariza al electorado en California

"Yo he votado que sí a la Propuesta 19 porque la gente va a fumar marihuana se legalice o no; es lo mismo que ocurrió con la prohibición del alcohol. De esta forma podemos obtener dinero a través de los impuestos y beneficiar a la ciudad", dijo a Efe Victoria Breslin, una residente del barrio residencial de Hancock Park.

Su marido, Paul, está de acuerdo con ella. "Necesitamos el dinero, es así de simple. La gente va a conseguir el material en la calle de todas maneras sin pagar impuestos. Y creo que es importante deshacerse de los 'camellos' y que pueda estar al alcance de los adultos en las tiendas", añadió.

Algunos votantes no quisieron dar explicaciones tras admitir que habían votado "no" a la propuesta, aunque Caroline Bennett sí aceptó desvelar el contenido de su voto y las razones que encuentra para la negativa.

"He votado en contra porque considero que los argumentos a su favor, al respecto de generar más ingresos, no son lo suficientemente importantes para contrarrestar lo que yo estimo que son sus efectos negativos. Creo que no sabemos demasiado sobre cómo sería la regulación de ser aprobada", manifestó Bennett.

Popular especialmente entre los jóvenes y el colectivo demócrata, la iniciativa persigue la regularización del cannabis en California y su equiparación al tabaco y al alcohol, lo que implicaría despenalizar su cultivo, comercio y consumo para mayores de 21 años en un estado donde actualmente esa droga ya es legal para uso médico. EFE

Categoria: