Amy Winehouse tuvo que entregar sus once gatos a un refugio de animales

Amy no está pasando por un buen momento: después de los problemas de salud que atravesó estas navidades, ahora se ha quedado sin sus once gatos. Al parecer, le era imposible hacerse cargo de los animales y llegó un momento en que la situación se le fue de las manos.

Según afirman fuentes del diario 'The Sun', "(los gatos) trepaban por todas partes, se reproducían y estaban totalmente fuera de control". Ante tal situación Amy decidió llamar a un refugio de animales y pedir que se llevaran a sus mascotas.

"Estaba muy preocupada porque les quiere muchísimo, pero tuvo que renunciar a ellos". Pese a lo difícil que le ha resultado dar el paso, no era la primera vez que la cantante se veía obligada a tomar tal decisión, pues recientemente tuvo que regalar dos de sus gatos a su ahijada, Dionne Bromfield.

Fuente: http://www.europapress.es/chance/gente/noticia-once-gatos-amy-winehouse-...

YU