Los precios del petróleo sigue sin orientación clara en el mercado asiático