Cocchiola: Mi pecado es haberme metido en política, donde no se perdona el éxito

Miguel Cochiola, diputado por el estado Carabobo, preguntó a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, quien hizo la amenaza: ¿Que tiene que ver la inmunidad parlamentaria con polillas en puertas o con productos vencidos, presuntamente encontrados en Imeca'. “Yo fui electo diputado a la Asamblea Nacional con votos. Si me allanan la inmunidad parlamentaria porque voy a ser electo alcalde de Valencia, se desconocerá la voluntad del pueblo carabobeño y se creará un precedente en el Derecho Internacional. Pero ellos pueden hacer lo que quieran, en media hora. Todo será como le convenga a un Gobierno que tiene secuestrados todos los poderes del Estado venezolano.

Cocchiola hizo estas reflexiones durante una visita que hizo a El Carabobeño, donde recordó los inicios de Imeca, la empresa contra la cual el Gobierno nacional ha tomado medidas con la finalidad de acusar de usurero a su propietario.

-Nuestra empresa comenzó en Palma Sola, Morón, con el nombre de Encofrados Imeca. Esta palabra significa Industria de Madera Elaborada C.A. La idea le vino a mi padre cuando observó que en frente a la ensambladora Volkswagen, que tenía su sede en aquella zona, había montones de tablas de madera con las que venían embalados los carros.

Papá preguntó qué hacían con esa madera y le informaron que por llevársele de allí la empresa pagaba. Papá logró que le regalaran esa madera y, con ella, comenzó a hacer encofrados para las placas de concreto en la construcción de viviendas. Así comenzó una empresa familiar que, en 1975, se transformó en Imeca. Eramos una familia muy corta: mi padre, mi madre, mi hermana Mary y yo. El resto de la familia se fue a Argentina.

Mi padre se vino de Italia en 1952. Mi madre se quedó embarazada en Avellino, cerca de Napoles, donde yo nací el 2 de mayo de 1953. Nos vinimos en 1955 y vivimos en Caracas hasta 1965 cuando nos mudamos para Puerto Cabello. Mi padre era un visionario comercial. Tenía como unos binóculos para ver el futuro y eso le permitía ser muy emprendedor e inteligente. Éramos una familia muy pobre cuyo capital era el trabajo.

Cuando yo me gradué de ingeniero electrónico, en Estados Unidos, instalamos la empresa maderera en la urbanización Michelena.

-Después de haber trabajado tanto ¿cómo se siente cuando el Gobierno lo acusa de usurero?

-Sorprende. Es la consecuencia de haberme metido en la política. Los políticos no perdonan que un empresario exitoso tenga también éxito en la política. El que no la debe no la teme. Nosotros no nos hemos negado a entregar los papeles durante las investigaciones a Imeca. Ellos los tienen y pueden tomar la decisión que quieran. Pero si hay justicia tienen que reconocer que tenemos una administración transparente.

Nosotros hemos cumplido con la responsabilidad social empresarial formando a más de 30 mil trabajadoras para darles un arte o un oficio, porque el país requiere de trabajadores bien formados.

Compartiendo nuestras experiencias con las comunidades llegué a la conclusión de que estamos obligados a ayudar a la gente. No regalándole sino enseñándola a trabajar. Una bolsa de comida no le cae mal a nadie. Pero ¿quien se la va a dar mañana? Cuando se aprende hay motivación para salir adelante.

Ningún trabajador de Imeca vive en un rancho. Un alto porcentaje tiene movilidad. De una forma o de otra, hemos logrado un liderazgo. Por eso, vienen los ataques políticos. Mi pecado es haberme metido en política, donde no se perdona el éxito de los demás.

¿Cómo puede ser usurera una empresa que durante más de 45 años, lo que ha hecho es servir?. Esa infamia no es en mi contra porque a mi nadie me puede acusar de usurero o de ladrón.

El Gobierno afirma que en las inspecciones a Imeca, encontraron productos vencidos y maderas con polilla.

-Revisaron unos productos que estaban en exhibición, no para la venta. ¿Quien va a comprar pintura vencida y no la va a devolver.? Es una exageración decir que encontraron puertas con polillas y con comején. Esto no es posible porque, si en alguna parte de una maderera ocurre eso, la polilla o el comején se extiende por todo el negocio. Por eso, pedimos que digan la verdad a nuestros compañeros de trabajo y a nuestros clientes. Una empresa no puede subsistir con polillas durante 45 años.¡Por el el amor de Dios.!

¿Es cierto que usted traspaso sus empresas a sus hijos?

-Imeca está a nombre de mis hijos y de mi esposa. Tengo acciones. Pero lo cierto es que yo tengo más de siete años que no firmo un cheque, ni una orden de compra. Yo no administro a la empresa. Si el gobierno quiere seguir investigando, las puertas están abiertas para que, cuando vayan a la fiscalía, presenten los papeles como debe ser.

Ellos pueden hacer lo que quieran, en media hora. Todo será como les convenga. Cuando al gobierno le interesa algo, la solución es rápida y cuando no, la engavetan. Allí sí le salen polillas.

El gobierno sí tiene polillas que se alborotan cada vez que les llega una encuesta que confirma que yo voy a ser el alcalde de la tercera ciudad más importante del país, la ciudad industrial, que no quieren perder.

Me atacan por todos lados porque no pueden impedir que el 8 de diciembre en la noche, el CNE anuncie que soy el nuevo alcalde de Valencia. Vamos a ver quien le mintió a Valencia y quién no.

¿Le hizo el gobernador Ameliach un favor anunciando que usted había huido del país?

- Se puede atacar al candidato, pero a la familia hay que respetarla. Yo fui a Estados Unidos como abuelo, para conocer a mi nieto. ¿Por qué tenía que ir y no volver?

El cariño de la comunidad se gana con propuestas, diciendo cómo se pueden resolver los problemas. El poder no se toma con amenazas sino con propuestas y con la verdad.

No estoy haciendo propuestas que no pueda cumplir. Lo que propongo se puede hacer. De nuevo, invito al gobernador, que también fue electo con los votos del pueblo, a trabajar conjuntamente para que la comunidad no siga sufriendo. A juro tenemos que trabajar juntos. Si, como en efecto, pierde la alcaldía de Valencia él seguirá siendo el gobernador. Y no puede excluir a la capital del estado Carabobo.

El gobernador afirmó que, a su regreso al país, usted no pudo visitar el sur de Valencia por miedo

-Nosotros vamos todos los días al sur. La caravana no pudo pasar porque trancaron todos los accesos. El gobernador presiona porque está en su derecho de apoyar al candidato impuesto por su gobierno. Pero cuando yo sea electo alcalde de Valencia le seguiré pidiendo que trabajemos juntos porque no hay otra solución. Lo voy a llamar todos los días para ponerme a la orden. En Valencia reside el 54 por ciento de la población de Carabobo.

Hay quienes piensan que su viaje a Miami fue una recomendación de sus asesores para darle carácter nacional, incluso internacional, a su candidatura.

-Somos gente seria, no jugamos con la esperanza de un pueblo. Es imposible que yo haya hecho un viaje para para después regresar buscando popularidad. Eso no es conmigo. Con el electorado no se juega. Ni mi equipo, ni yo aceptaríamos una jugada de ese tipo.

¿Teme por su vida?

-Estoy con Dios y con la gente. Todos vamos a morir. Claro le pido al gobierno seguridad para mi familia. El gobierno sabe que este es un tema internacional. Me han pasado algunas cositas pero no puedo afirmar que estoy amenazado de muerte.

En Estados Unidos recibía llamadas telefónicas para amenazarme con palabras que no se pueden repetir.

Fuente: http://www.el-carabobeno.com/portada/articulo/71348/quotmi-pecado-es-hab...

AJ

Categoria: