Nuevo reto: La convergencia de red supone introducir voz y datos en una sola red