La compañía Sony dice adiós al MiniDisc, pierde la batalla contra el iPod