Un niño de diez años presenta un libro sobre el golpe de Estado en Honduras