El príncipe Enrique de Inglaterra gasta 11.000 euros en champán en cuatro horas