Morales y Ahmadineyad defienden el uso de la energía nuclear con fines pacíficos

Morales y Ahmadineyad pidieron así a los países que tienen armas nucleares adoptar lo antes posible las medidas necesarias para su eliminación en base a los "compromisos internacionales, sobre todo los establecidos en el tratado de no proliferación de armas de destrucción masiva".

El Gobierno de Teherán mantiene un pulso con la comunidad internacional por su insistencia en seguir con un programa nuclear y por su negativa a responder al acuerdo que le propuso el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre el suministro de combustible nuclear para su reactor experimental.

En el documento de 19 puntos, los Gobiernos de Teherán y La Paz expresan también su condena "a los crímenes en Gaza y Palestina" y solicitan "que se declare a la región del Medio Oriente libre de armas nucleares, para lo que deberá destruirse todo arsenal instalado en los territorios ocupados de Palestina".

Ambos dirigentes reafirmaron su "compromiso con la vigencia plena de los derechos humanos" y condenaron "el uso instrumental de los mismos, así como la utilización con intenciones y propósitos políticos de resoluciones de condena sobre derechos humanos por algunos países que son los principales violadores de los mismos".

La declaración común defiende, asimismo, la democracia como un valor universal "basado en la voluntad del pueblo libremente expresada a determinar su propio sistema político, económico, social, cultural" y recuerda que ésta no es "patrimonio de país o región alguna".

El presidente iraní llegó esta mañana a Bolivia para reunirse con su colega Evo Morales, con quien ha firmado varios convenios bilaterales.
Esta es la segunda visita de Ahmadineyad al país sudamericano, tras el viaje oficial que cursó en septiembre de 2007, cuando ratificó con
Morales una alianza basada en su posición común contra el "imperialismo" de EE.UU. y firmó un plan de cooperación por el que Irán se comprometió a invertir en Bolivia 1.100 millones de dólares.

Ahmadineyad llega a Bolivia tras su visita ayer a Brasil, donde se reunió con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Esta misma tarde está previsto que viaje hacia Caracas (Venezuela) para continuar su periplo suramericano. EFE

Categoria: