Prosigue contraofensiva rebelde: La terminal petrolera de Ras Lanuf cae en manos de los insurgentes libios

La localidad de Ben Jawad, en el este de Libia, también cayó este domingo en manos de los rebeldes, que continúan ahora su ofensiva rumbo a Sirte, ciudad natal de Muamar Gadafi, comprobaron periodistas de la AFP presentes en el lugar.

Ben Jawed, que había sido la posición más avanzada de los rebeldes en su primera ofensiva hacia el oeste de Libia a comienzos de marzo, había sido reconquistada por las fuerzas leales a Muamar Gadafi el 6 de marzo pasado.

Los combates del 6 de marzo, en los que hubo 12 muertos y 50 heridos, fueron el punto de partida de la contraofensiva del régimen, cuyas tropas llegaron el 19 de marzo a las puertas de Bengasi, de donde fueron desalojadas por los bombardeos de la coalición internacional.

En los últimos tres días, las fuerzas insurgentes conquistaron sucesivamente las ciudades de Ajdabiya, punto estratégico a 160 kilómetros de Bengasi, de Brega, Ras Lanufy y Ben Jawad.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se esforzó el sábado en tranquilizar a sus compatriotas, inquietos por el riesgo de involucramiento en Libia, afirmando que los ataques aéreos están teniendo éxito.

Pese a sus declaraciones de un tono combativo, el régimen de Gadafi declaró el viernes estar dispuesto a aceptar una hoja de ruta, impulsada por la Unión Africana (UA), que propone un alto el fuego y el inicio de un diálogo entre libios con miras a una "transición" democrática. Los rebeldes rechazaron esta iniciativa.

El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, acusó por su parte a las fuerzas de Gadafi de disponer los cuerpos de sus víctimas en los lugares bombardeados por la coalición para hacer creer de que se trata de civiles muertos por los ataques de los aliados.

Unos días antes de la cumbre prevista el martes en Londres, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció "una iniciativa franco-británica", que busca una salida política al conflicto "para mostrar que la solución no puede ser militar". Italia, por su parte, presentará su propio plan durante ese encuentro.
El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Franco Frattini, propuso en una entrevista publicada este domingo en el diario Repubblica una solución a la crisis en Libia que prevé el exilio del coronel Muamar Gadafi.

"Ahora que el conjunto de Europa y Naciones Unidas han dicho que el coronel no es un interlocutor aceptable, no podemos plantear una solución en la que (Gadafi) permanezca en el poder", explicó Frattini a este periódico de izquierda. "Claramente, en caso de exilio de Gadafi, las cosas serían distintas (...). Incluso dentro del régimen hay personas que trabajan con esta solución", añadió.

Frattini indicó que Italia presentaría su plan el martes en Londres. "Tenemos un plan y queremos ver si se podría convertir en una proposición italo-alemana. Es probable que el martes tengamos un documento para poner sobre la mesa", afirmó Frattini.

Los países de la OTAN convinieron tomar el mando de las operaciones para hacer respetar la zona de exclusión aérea, pero no para los bombardeos en tierra. Este domingo, continuarán las negociaciones para que la Alianza Atrántica se haga cargo de todas las operaciones. AFP

Categoria: