Cuidado de la muñeca: Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano

Puntos clave

- Muchas afecciones de salud y enfermedades aumentan sus probabilidades de tener los síntomas del túnel carpiano. Sin embargo, si hace ejercicio, se mantiene en un peso saludable, controla otras afecciones de salud, como la artritis y la diabetes, y evita fumar, puede ayudar a prevenir el síndrome del túnel carpiano.

- Acomodar sus actividades y su espacio de trabajo usando pautas ergonómicas pueden ayudar a prevenir el síndrome del túnel carpiano. La ergonomía en la oficina se concentra en cómo se instala una terminal de trabajo, lo que incluye la ubicación de su escritorio, el monitor de la computadora, los papeles, la silla y las herramientas asociadas, como un teclado y un mouse. Las mismas ideas pueden ayudarle a acomodar su posición para otras actividades cotidianas.

- La mecánica corporal adecuada es clave para prevenir el síndrome del túnel carpiano.

- Evalúe su rutina diaria con respecto a las actividades que aumentan su riesgo de tener síndrome del túnel carpiano.

- Tome descansos frecuentes de las actividades para descansar, estirarse, cambiar de posición o alternar con otra actividad.

El síndrome del túnel carpiano es un grupo específico de síntomas que incluyen hormigueo, entumecimiento, debilidad o dolor en los dedos, el pulgar o la mano y, de vez en cuando, se propagan hasta el brazo. Estos síntomas aparecen cuando hay presión en el nervio mediano, que se extiende desde el túnel carpiano de la muñeca hasta la mano. La presión a largo plazo en el nervio mediano puede causar daño permanente en los nervios.

El síndrome del túnel carpiano, por lo general, responde bien a la atención preventiva y al tratamiento no quirúrgico, que incluyen descanso de las actividades que causan problemas, hielo y una tablilla (férula) para usar en la muñeca a la noche y, posiblemente medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para el dolor y la inflamación. Cuanto antes tome medidas, mejores serán las probabilidades de aliviar los síntomas y de prevenir un daño permanente en el nervio mediano.

Si sus síntomas continúan después de aproximadamente 2 semanas de tratamiento en el hogar o son graves, hable con su médico. Es posible que le indique ejercicios específicos o le recete medicamentos antiinflamatorios más fuertes. Un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional pueden ayudarle con ejercicios y cambiando la mecánica corporal. La cirugía, por lo general, se reserva para el síndrome del túnel carpiano grave e incapacitante que no ha respondido a meses de tratamiento.

Fuente: Univision

EA

Categoria: