Más de 15.000 fragmentos de basura espacial contaminan nuestra órbita