NASA repara sistema purificador de aire de la estación espacial

Aun si el sistema de remoción de dióxido de carbono hubiese continuado descompuesto, el transbordador Endeavour no se habría tenido que desacoplar antes de lo previsto de la estación espacial internacional, dijo el director de vuelo Brian Smith, pero el sistema necesitaba funcionar para dar servicio a los seis astronautas que residen en la estación a largo plazo, agregó.

La máquina que limpia el aire dentro de la estación, en el lado estadounidense del extenso puesto de avanzada, falló el sábado cuando la temperatura subió mucho y se apagó el mecanismo regulador del circuito.

Los controladores del vuelo lograron reencender la unidad y ponerla a funcionar nuevamente ocho horas y media después de manera mecánica.

Eso significa que se necesita más gente en el Control de la Misión, seis por día, a fin de manejar los comandos de unas 50 computadoras que necesitan ser enviados cada cierto número de horas.

Normalmente, el sistema funciona automáticamente. Smith dijo que espera que los ingenieros programen una solución computarizada pronto, a fin de que el sistema funcione nuevamente de manera automática.

El sistema purificador del aire del lado ruso de la estación funciona bien. Asimismo, la estación tiene una provisión de tres semanas de balones para remover el dióxido de carbono que exhalan los seis habitantes de la estación.

El transbordador y sus siete tripulantes partirán el martes, como estaba previsto.

Antes de partir, los astronautas del transbordador realizarán su quinta y última caminata.

Durante la caminata del lunes, Christopher Cassidy y Thomas Marshburn arreglarán algunas redes de circuitos de energía, doblarán algunos pedazos de material aislante del brazo robot de la estación y deberán instalar cámaras de televisión en el flamante porche del laboratorio espacial japonés.

Se ha previsto un nuevo vuelo del transbordador espacial para el 25 de agosto.

Fuente:

Ap.org

EA