Lipton, Nestlé y Nescafé, las marcas favoritas de los musulmanes