Príapo reencuentra su pene en la restauración de una pintura de Nicolas Poussin