Venezolanos votaron en calma y masivamente para elegir un nuevo Parlamento

"Máxima movilización, empujar fuerte en todo el frente de batalla", "Arreciemos la carga!", escribió marcialmente Chávez en Twitter, que considera estas votaciones un preámbulo de las presidenciales de 2012, en las que aspira a un tercer mandato de seis años. Largas colas se podían apreciar a las puertas de numerosos centros de votación en Caracas, incluso antes de que abrieran las oficinas de votación, a las 06H00 (10H30 GMT).

Según responsables militares y portavoces del poder electoral, la votación transcurre "normalmente" y no se han registrado "incidentes mayores" hasta el momento. Durante la jornada, los detractores del presidente instaron a los electores a votar para lograr un Parlamento "plural" que luche por un país "para todos". La oposición decidió no participar en las elecciones parlamentarias de 2005 y desde entonces, la Asamblea Nacional, dominada por el oficialismo, trabajó sin obstáculos para acelerar el proyecto político socialista del Chávez.

En virtud de la nueva ley electoral en vigor bastaría un 51 o 52% de los votos para dar al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) esta mayoría.

Según los sondeos, las intenciones de voto en estas elecciones están muy repartidas.

En 2007, el chavismo sufrió su única derrota desde 1998 en un referéndum sobre una reforma constitucional, y en 2008 la oposición logró imponerse en las regiones más ricas y pobladas en las elecciones municipales y regionales.

"Yo apoyo totalmente el proyecto de Chávez. Esto no se puede echar atrás. El es el único que se ha preocupado de nosotros", explicaba Luis Marrero, de 68 años, un jubilado de la barriada de Petare, minutos antes de votar.

"He votado por mi país. El poder en la Asamblea estaba totalmente concentrado y queremos un contrapeso", explicó por su parte Alba Correa, vendedora, de 51 años.

Consciente del desafío, Chávez ha encabezado la campaña de principio a fin y ha puesto de nuevo a prueba su incombustible popularidad, que sigue siendo alta casi 12 años después de su llegada al poder.

Sin embargo, el mandatario se ve afectado por problemas como la violencia que golpea a todo el país, la inflación, que suma 30% en los últimos 12 meses, el desempleo, la falta de viviendas o los ataques a la propiedad privada, argumentos usados por la oposición para pedir un cambio.

"Las elecciones son un paso más para profundizar la democracia que se ha venido construyendo desde hace diez años" en Venezuela, dijo el vicepresidente Elías Jaua al depositar su voto, subrayando que el país elige este domingo entre dos proyectos opuestos de país.

Las oficinas electorales cerrarán a las 22H30 GMT y está previsto que los primeros resultados tarden varias horas en divulgarse. AFP

Categoria: