Inversiones mexicanas abandonan Venezuela debido a la hostilidad en el sector privado