Entra en vigor una polémica reforma que consolida a la Milicia Bolivariana

"Es el pueblo en armas (...) Nosotros no tenemos planes de agredir a nadie, pero vamos a convertir a Venezuela en un país capaz de defender hasta el último milímetro del territorio", dijo ayer el mandatario venezolano, al promulgar el texto de la reforma a la ley del pasado año.

Chávez, quien en varias ocasiones invitó al "pueblo en armas" a "defender la revolución socialista bolivariana", reiteró anoche su llamado a organizar la "defensa" en los barrios.

La Ley Orgánica de la Fuerza Armada, de 2008, establecía que la Milicia Nacional Bolivariana estaba formada por la reserva militar, las "milicias territoriales" y los "cuerpos combatientes", estos últimos creados en instituciones públicas, universidades o empresas, como la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Con la reforma de la ley que aprobó la oficialista Asamblea Nacional a principios de este mes y promulgó ayer el gobernante venezolano, la reserva queda nuevamente inscrita en los componentes de las Fuerzas Armadas, mientras la Milicia se limita a los otros dos grupos.

En opinión de San Miguel, se ha "despojado" a la Milicia del vínculo con la Fuerza Militar y ha quedado como "una fuerza autónoma" con dos elementos -milicias territoriales y cuerpos combatientes- que no figuran "en ninguna parte en la Constitución" venezolana.

Junto con esa reforma, también se promulgó la Ley de Conscripción, que, de acuerdo con la analista, vulnera el artículo 134 de la Constitución, según el cual los venezolanos pueden prestar "servicio a la Patria" mediante dos opciones: servicio civil o militar.

Este servicio queda ahora "homologado bajo mando militar", señaló San Miguel, lo que, en su opinión, "trastoca" los fundamentos de la sociedad democrática venezolana.

La analista indicó que, efectivamente, como anunció Chávez, ya no hay reclutamiento "compulsivo", práctica de reclutamiento forzoso que existió en este país, pero se entra en una vía en la que el poder civil se somete al poder militar.

"Aunque lo que vaya a hacer (el recluta) sea pintar paredes o cocinar, estará bajo mando militar", manifestó, al comentar la ley de Conscripción por la que se obliga a todos los venezolanos entre 18 y 60 años a "cumplir el servicio militar".

San Miguel consideró que estas medidas probablemente "se implementarán de manera selectiva" en las regiones donde "le convenga" al Gobierno de Chávez.

En este sentido, alertó del riesgo de mayor "proliferación" de grupos armados en un país que ya tiene problemas para controlarlos, al igual que no consigue frenar la proliferación de armas.

En el texto reformado de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada también quedó eliminada la palabra "nacional" en las referencias a la Milicia, antes llamada "Milicia Nacional Bolivariana" y ahora "Milicia Bolivariana".

En opinión de la analista, la ley es "ambigua" con respecto a la nacionalidad de los eventuales integrantes de la Milicia.

En ese sentido, no descartó la idea de que se pueda permitir la incorporación de personas de otros países dentro de un contexto "geopolítico", en alusión a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) que impulsa Chávez. EFE

Categoria: