Partidos políticos encienden motores hacia elecciones de abril de 2011 en Perú

A ellos se sumó este martes el ex ministro de Economía Pedro Pablo Kuczynski, con amplios contactos en los círculos financieros estadounidenses, apoyado por una alianza de tres partidos nuevos.

Se estima que en las próximos días se formalizarán las candidaturas del sacerdote centroizquierdista Marco Arana -un defensor del medio ambiente que le ha plantado cara a empresas transnacionales- y del líder indígena Alberto Pizango, quien encabezó una revuelta de nativos en junio de 2009 que concluyó con 24 policías y diez nativos muertos.

Los sondeos electorales han asignado el favoritismo al ex alcalde Castañeda y a Keiko Fujimori en los últimos meses, aunque la irrupción de Toledo, la semana pasada, generó un remezón.

Una encuesta este fin de semana de la privada IMA en Lima -donde está un tercio del electorado- pone primero a Castañeda (27,1%), seguido por Toledo (24,3%), Fujimori (24,3%), Aráoz (7%) y Humala (6,5%).

Aunque hay candidatos de todo el espectro, en un momento en que la economía peruana marcha a todo vapor (se calcula un crecimiento para este año de más de 8%), el discurso de los candidatos tiende, sin excepción, al centro.

"Como cuestión estratégica los candidatos quieren presentarse con una imagen de centro, tratando de sacar ventajas porque esa postura les da una imagen de ponderación y moderación", dijo a la AFP el sociólogo y analista político Eduardo Toche.

"Las elecciones se darán en un panorama de alta inorganicidad de los partidos políticos en medio de una intensa búsqueda de alianzas", opinó.

Según el analista, esos espacios se abren no para negociar programas de gobierno sino para acordar cupos electorales y cantidad de votos, al margen de aspectos programáticos.

Y como la pelea no es por los programas, son las acusaciones y las descalificaciones las que llenan la escena.

"Los políticos se han malacostumbrado a que ante la falta de aspectos programáticos no queda otra cosa que hurgar en la vida privada del adversario para descalificarlo", anotó Toche.

Los propios candidatos y la prensa advierten que la campaña que se avecina estará plagada de ataques personales.

A la previsible guerra sucia se añade la inestabilidad del electorado peruano.

El analista político Juan Carlos Tafur señaló en Diario16 que "en un país donde la multitud o el individualismo disidente son mayoría, el escenario político seguirá siendo precario".

"La inestabilidad está a la vuelta de la esquina; no es posible descartar una vez más que surja un outsider (candidato de última hora) que exprese ese fastidio generalizado y que disparará a cualquier lado, sin previsión posible", subrayó.

El caso típico del 'outsider' fue Alberto Fujimori, un desconocido seis meses antes de las elecciones de 1990 en las que fue elegido. Fujimori ahora purga 25 años de cárcel por violación de derechos humanos y corrupción. AFP

Categoria: