París, Londres y Washington piden a la ONU una "resolución fuerte" sobre Siria

Los tres han deseado, durante un encuentro en París, en el que ha participado a su vez el ministro galo de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, "un calendario preciso" por el control y el desmantelamiento del arsenal químico del régimen sirio.

Fabius ha precisado a su vez que Damasco sufrirá "serias consencuencias" si la resolución de Naciones Unidas no llega a aplicarse, lo que el secretario de Estado John Kerry ha apoyado firmemente, dejando un día más la puerta abierta a una posible incursión militar. El jefe de la diplomacia estadounidense ha detallado a su vez que no se tolerarán "medidas dilatorias". "Si el régimen de Asad no cumple, nadie debe engañarse: habrá consecuencias", ha sentenciado Kerry.

Ahora bien, esta serie de declaraciones no han sentado bien en Moscú, donde el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, ha asegurado que "una resolución con amenazas a Siria puede hacer fracasar el proceso de paz".

Concretando un acuerdo

En concreto, los responsables diplomáticos de Francia, Estados Unidos y Reino Unido se reunieron a primera hora en la capital francesa con el presidente galo, François Hollande, para discutir sobre cómo concretar el acuerdo para neutralizar el arsenal químico sirio y mantener la presión sobre el régimen de Bashar Asad.

El encuentro se ha producido el mismo día en que se presenta el informe de los expertos de la ONU, del que se sabe que confirmará el uso de armas químicas el pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco.

Pocas horas antes, el jefe del Estado francés avanzó que su intención con sus socios estadounidense y británico era "dar forma a la próxima resolución del Consejo de Seguridad que va a precisar el acuerdo" de la semana pasada entre Washington y Moscú para poner las armas químicas del régimen sirio bajo control internacional.

Hollande también insistió en su intención de mantener "la opción militar", y recordó que el compromiso sobre las armas químicas ha sido posible precisamente por la amenaza de una intervención militar.

Fabius, que mañana viajará a Moscú para entrevistarse con su colega ruso, Serguei Lavrov, y cerrar un ciclo de contactos con todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, insistió ayer en China en que el acuerdo "no lo resuelve todo por sí solo y aún quedan muchos detalles" por concretar. EFE

Categoria: