Skip to main content
Aquilino José Mata: Famosos de vidas torturadas. Foto: Instagram

Aquilino José Mata: Famosos de vidas torturadas

A sus 39 años Britney Spears no tiene control sobre su vida. Tras sus sonados problemas y adicciones, la llamada princesa del pop quedó bajo la tutela legal de su administradora y de su padre. Algo que en los últimos meses ha llevado a sus millones de fans a promover el movimiento #FreeBritney (Liberad a Britney), utilizando para ellos las redes sociales. 

La cantante lleva trece años bajo la tutela de su padre, Jamie Spears. El pasado mes de febrero la justicia le negó la potestad absoluta sobre los bienes de su hija, y el miércoles 23 de junio fue la propia artista quien tomó la palabra para declarar por primera vez sobre su tutela paterna. 

Tras la repercusión mediática que tuvo el documental Framing Britney Spears, producido por el diario The New York Times, que abordaba esta lucha judicial de la artista, llegó La batalla por Britney, en el cual el cineasta británico Mobeen Azhar trata de desenredar las complejidades que rodean su tutela. Cuenta con los testimonios de ambos bandos e incluye entrevistas nunca antes vistas con el maquillador de la estrella, Billy Brasfield; su ex coreógrafo, Brian Friedman; el famoso bloguero Pérez Hilton y la abogada Lisa MacCarley, entre otros. 

El caso de Britney Spears no es el único entre los niños prodigio que saltan al estrellato desde muy pequeños y terminan siendo controlados y tutelados por alguno de sus progenitores.  

Macaulay Culkin, protagonista de la película Mi pobre angelito, estuvo buena parte de su niñez trabajando sin descanso, para explotar la fama que tenía en la gran pantalla, y cuando sus padres se divorciaron se preocuparon principalmente por repartirse el botín sin contar con la opinión del actor. 

Lindsay Lohan es otra actriz que sufrió el férreo tutelaje de su padre, con el agravante de que la vida que le dio derivó en problemas con el alcohol. Y tampoco faltaron denuncias por abusos y violencia. 

Drew Barrymore, la niña de la película E.T., también terminó con adicciones desde muy joven porque su madre usaba su fama para abrirse las puertas de los mejores clubes y discotecas de Los Ángeles. 

Luisito Rey, el padre del cantante mexicano Luis Miguel, también manejó y decidió su fortuna. Y ni siquiera con su mayoría de edad la estrella azteca consiguió tomar el control de su propia vida sin batallar con su propio padre, quien llegó incluso a obligarlo en su momento a tomar estimulantes para mantener el ritmo y que los ingresos no decayeran. 

Volviendo a Britney Spears, esta anunció más recientemente que no subirá a los escenarios mientras su padre siga controlando todos los aspectos de su vida. Él se hizo cargo de su vida personal y de sus finanzas tras una etapa de comportamiento errático de su hija, que ocupó profusamente titulares mediáticos en 2008. 

Aunque la medida fue de carácter temporal en su inicio, se ha mantenido a lo largo de 13 años, en los que la artista ha actuado, publicado discos y protagonizado un espectáculo millonario en Las Vegas entre 2013 y 2017, a veces en contra de su voluntad. La vida de esta joven es como una telenovela, de la cual indudablemente vendrán nuevos capítulos. 

Aquilino José Mata: Famosos de vida torturada