Skip to main content
Daniel Limongi: Con la Vinotinto rompamos todo y comencemos de cero

Daniel Limongi: Con la Vinotinto rompamos todo y comencemos de cero

El 2021 fue un fiasco para la Vinotinto. Más técnicos (2) que victorias (1), problemas financieros en la federación y en la liga, crisis en el vestuario producto de indisciplinas, luchas de egos y desinterés de los jugadores. Una demanda ante la FIFA y la peor clasificación a un mundial desde la eliminatoria de Francia 98.

Y aún así cerramos el año con esperanza. Podrá ser casi un acto religioso, pero la esperanza que se respira en el ambiente tanto por periodistas como por la afición tiene un motivo: José Pekerman, el entrenador argentino que llevó a dos mundiales seguidos a Colombia y que sacó lo mejor de la selección cafetalera llevándola a unos cuartos de final en Brasil 2014.

Al momento de escribir esto no es oficial, pero según múltiples reportes, el argentino ya tendría un acuerdo de palabra con la federación y solo faltaría la firma en el contrato para cerrar todo.

Evidentemente, la contratación de un entrenador como Pekerman es un soplo de aire fresco para un fútbol en caída libre, pero no puede ser tomado como la solución de todos los problemas.

Nuestro fútbol tiene 3 problemas neurálgicos:

Primero tenemos una FVF que no tiene un proyecto deportivo claro y sigue en una crisis económica compleja. Luego tenemos una liga con clubes endeudados, en la que pocos jugadores se quedan para desarrollarse y que no está atrayendo a mucho público. Y por último tenemos una Selección que está llena de problemas extradeportivos, que no tiene un plan de juego adecuado y que ha descuidado a las divisiones menores.

Tres problemas que no se solucionan únicamente con un entrenador de talla mundial. De hecho, si nos vamos a limitar a traer entrenadores con objetivos a corto plazo, nos vamos a encontrar con la triste realidad de no tener proyecto y siempre volver al inicio.

Así que con esto en mente se puede empezar a trabajar para el futuro. Primero la FVF debe poner orden en la casa. Sanearse de los convulsos años que han tenido, sanear las cuentas y preparan un proyecto deportivo. En esto último sí influye la contratación de un DT, pero debe ser más que eso.

Se debe establecer un modelo de juego que sirva para lo deportivo. Promover que éste se aplique en todas las divisiones de la selección y se contraten entrenadores de juveniles que los apliquen. ¿El modelo se basará en el que quiera aplicar Pekerman? Si es necesario, sí, para que a partir de ahí se tenga una base para el futuro y no se estén dando golpes de ciego a la hora de contratar entrenadores.

Con esto definido la FVF debe organizar a la selección. Establecer una sede fija donde entrenar, mejorar las instalaciones tanto de los estadios que se usaran como las de entrenamiento. Establecer calendarios, reorganizar los pagos a los jugadores y ser más transparentes con las comunicaciones. Que el nuevo entrenador establezca un código de disciplina y que todos los jugadores estén comprometidos.

En simultaneo, la liga debe sanearse. No es posible tener un torneo donde la mitad de los equipos tengan deudas a sus empleados. No es posible mantener a un torneo si el aforo no supera el 30% y no es posible mantener un torneo ni crear cultura futbolística si no se promueve la asistencia y el seguimiento a los clubes.

Ya la liga FutVe ha empezado un trabajo de promoción al torneo local creando un programa de análisis y haciendo una buena campaña de redes. Ojalá esto sirva de base para seguir creciendo, pero mucho trabajo hay que hacer. Hay que acondicionar los estadios para que la ida al partido se vuelva atractivo para el espectador medio. Generar seguridad, hacerlo un evento para todo público y que genere interés

Si quieren un ejemplo de esto, vayamos a Inglaterra. Según Soccernomics (Simon Kuper - Stefan Szymanki, 1era edición) los equipos que más crecieron en espectadores en los estadios en los años 90 fueron el Sunderland, el Newcastle y el Manchester United. El motivo: mejoraron o hicieron un estadio para hacerlo atractivo para el público.

A nadie le interesa ir a un lugar donde no puede ni sentarse o comer algo en la previa de los partidos. Mucho menos si este lugar es inseguro y no tiene baños. Para salir de este atraso se necesitará inversión, pero será una que se recuperará con el pasar de los años cuando ir al estadio se empiece a volver costumbre, así como lo es ir al beisbol a partir de octubre.

Sé de primera mano que hay cosas que se están haciendo para mejorar a nuestro fútbol. El Caracas FC ha hecho un trabajo enorme en la formación de jugadores siendo el primer equipo en tener una residencia para los canteranos. Desde la FVF y la liga se empezó una promoción de nuestro fútbol y ya se están arreglando ciertas fallas. También hay gente como el inglés, Jordan Florit que está promocionando a nuestro futbol al mundo anglosajón. El regreso del público a los estadios ya está ayudando a nuestros clubes para salir de las deudas y crear ambiente, y se están dando casos como la transmisión del La Guaira-Caracas FC por STAR+, la plataforma de streaming de Disney.

Con estas pequeñas cosas y los problemas que ya se han mencionado, espero que nuestro futuro futbolístico sea mejor al presente. Ojalá llegue Pekerman y con él se solucionen las crisis extradeportivas mientras se establece un modelo de juego claro. Ojalá el trabajo de la Liga FutVe y la FVF no se quede en redes y se pongan a mejorar y a ayudar a los equipos. Y ojalá salgamos de una buena vez de esta crisis que le ha hecho tanto daño a nuestro fútbol @dald96

Daniel Limongi: Con la Vinotinto rompamos todo y comencemos

(Foto: Youtube)