Skip to main content
Fernando Egaña: Vendrán tiempos mejores

Fernando Egaña: Vendrán tiempos mejores

Más grave que la tragedia política, económica y social que padece Venezuela es que los venezolanos perdamos la esperanza en un futuro distinto y mejor.

Lo de Barinas puede tener muchas lecturas, y entre ellas que termine siendo una ilusión vaporosa. Por lo pronto, las expectativas e intereses de varios sectores políticos se han inflado. No es la primera vez, desde luego

El esquema de superar la hegemonía despótica y depredadora con el decorado de una  democracia
comicial, en mi opinión, no funciona. Más de veinte años lo señalan.

La hegemonía ha logrado desplegar un proyecto de dominación, que está por encima de la voluntad popular expresada en esas "votaciones". El ejemplo más notorio fue la victoria opositora en las parlamentarias del  2015, que naufragó en sus aspiraciones de cambio efectivo, y que ha devenido en un galimatías seudo-jurídico, que es muy difícil de entender. Y en el cual las cuestiones patrimoniales no son secundarias.

Y es que una cosa es que el oficialismo reconozca una derrota, y otra cosa es que la hegemonía acepte el derecho a gobernar de los que han sido proclamados ganadores.

Estos tiempos venezolanos son trágicos, repito, y el auge desbordado del COVID-19, en un país desmantelado de sus servicios públicos de salud, acaso sea el componente más dramático de la catástrofe humanitaria.

La propaganda maligna de la hegemonía nos deja a la intemperie. No puede ser que países vecinos registren más de 20 mil nuevos casos diarios de COVID-19, en el presente, y la cifra oficial de la hegemonía, que llegó a reconocer menos de 200 casos diarios de contagio, ahora se acomode a un poco más de mil.

Ello manifiesta un desprecio absoluto por la verdad y por los derechos humanos. Ese desprecio se repite en todos los órdenes de la vida nacional.

¿Vendrán tiempos mejores? ¡Sí vendrán! Pero hay que luchar sin descanso para que así sea. La esperanza, fundamentada en la historia venezolana  y en la comprensión de la realidad, es vital para que los tiempos mejores vengan a nuestra patria.

Fernando Egaña: Vendrán tiempos mejores

(Foto: Pixabay)