Skip to main content
Javier Antonio Vivas Santana: El madurismo reconoce aumento de pobreza

Javier Antonio Vivas Santana: El madurismo reconoce aumento de pobreza

Aunque resulte irónico, el propio gobierno de Maduro de manera directa reconoce que cuando menos existe 72% de pobreza extrema en Venezuela.

¿Y por qué lo anterior? Si el madurismo pregona que en Venezuela existen más de “4 millones de pensionados” y la Federación Única de Empleados Públicos (Fedeunep) asegura que la cifra de la burocracia estatal es de aproximadamente 3 millones de trabajadores, pues cómo niega el régimen que en ese universo de 7 millones de personas, que aumenta a 14 millones al multiplicarlo por 2, están en condiciones de pobreza crítica y miseria con pensiones y salarios de entre 1 y 10 dólares al mes.

Y si asumimos que aproximadamente 10 millones son niños y adolescentes, entonces tendríamos que 24 millones de venezolanos están en condiciones de máxima necesidad sobre una base estimada en 30 millones de habitantes, y eso equivaldría a más de dos tercios de la población, o lo que es lo mismo, el madurismo reconoce -aunque sea por sus manipuladas cifras- que la pobreza en el país supera 72%, aunque hablen la bazofia discursiva que quieran con el fin de manipular el crecimiento desproporcionado del hambre y la miseria.

Y es que el madurismo, aunque mencione que los servicios públicos son “gratuitos”, o hagan el tejido de mentiras de la “garantía” de la salud, la educación y hasta el transporte, sin obviar la entrega de una bolsa contentiva de arroz y espaguetis unas dos o tres veces al año, la única verdad está a la vista, salvo que se autodesmientan con sus informes, y todo esto ocurre cuando el Banco Central de Venezuela (BCV) también reconoce que tenemos una hiperinflación de casi 3.000%

Ante esta realidad ni la emigración, estimada por la Organización de Naciones Unidas en tiempos de relatoría de sus funcionarias en más de 5 millones de connacionales, menos esa lamentable cifra de personas que ni siquiera tienen segura la comida del día a día, van a disminuir sino por el contrario, van a seguir en aumento exponencial. Y eso el madurismo no puede ocultarlo, más allá de que individuos como Mario Silva hablen de que hay una trampa del Mossad.

La oposición venezolana debe partir de una hoja de ruta distinta con nuevos actores que aseguren devolverle la esperanza al país haciéndole ver que sí es posible salir de esta pesadilla, y que el camino de la libertad, la democracia, y la prosperidad económica y social será posible si comprendemos que la lucha de unión es la única salida. Estamos emprendiendo ese nuevo camino.

Javier A. Vivas Santana: Madurismo reconoce pobreza