Skip to main content
Javier A. Vivas Santana: Aristóbulo Istúriz humilla al magisterio margariteño

Javier A. Vivas Santana: Aristóbulo Istúriz humilla al magisterio margariteño

Si algo le faltaba al madurismo, siendo Aristóbulo Istúriz "ministro" de educación, era que terminara de quitarse la máscara de defensor del magisterio venezolano, no solo al humillar a los(as) educadores(as) con ingresos mensuales que el madurismo llama "salarios" que a lo sumo totalizan unos 2 dólares por mes, sino que ahora ante la deserción forzada que ha habido de docentes por someterlos al hambre y la miseria, ha oficializado a través de las zonas educativas, y la "juventud" del partido oficialista el ingreso de unos 300 mil "docentes" a escala nacional de algo que llaman "chamba juvenil" y cuyo número de ingresos en cada estado dependerá del número de votos que necesitarían para remontar ante el inmenso rechazo popular, la cuesta electoral en tales entidades federales y municipios, con miras a asegurar - según ellos - las gobernaciones y alcaldías.

O sea, que la educación no solo es que está siendo destruida desde adentro con la sustitución de profesionales universitarios de la docencia, incluyendo muchos de ellos con postgrados, lo cual implica años y años de formación por un grupo de personas que apenas han sido "capacitadas" entre 4 y 6 semanas, con enormes debilidades epistemológicas y pedagógicas, sino que bajo el lema de "leales siempre, traidores nunca", se hace inobjetable el franco arrodillamiento de tales sujetos al madurismo en su concepción neototalitaria del poder, y obviamente que estén en plena sintonía con las directrices de lo que emane con la inmoralidad ideológica del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Ante ello, son infelices, deplorables y condenables las declaraciones de la Directora de la Zona Educativa de Nueva Esparta a través de redes, al decir que cumpliendo lineamientos de Nicolás Maduro y Aristóbulo Istúriz en Nueva Esparta van a contratar más de 10 mil "docentes" -si cabe tal cualidad- provenientes del llamado programa "chamba juvenil" para los planteles de la isla de Margarita.

O sea, esa contratación comprueba el asesinato de facto de la carrera docente en términos de pre y postgrado, porque no se recurre a suplir el déficit de docentes con los estudiantes de los últimos semestres de las carreras de educación - más allá si se muestren (des)interesados -sino a las listas del PSUV, y revela que efectivamente serían ciertos los comunicados que han circulado en los cuales se elimina la evaluación de los errores ortográficos y la gramática, por ser tales reglas de "imposición colonialista y española", y peor, resultaría no desmentir que el salario de los nuevos ingresos al Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) estaría por el orden de los 70 dólares mensuales, que intentan mantener en secreto, pero es la principal promesa que han hecho para ganar adeptos, obviando a los antiguos docentes para forzarlos a que sigan abandonando las aulas, y poder ellos como cúpula política y desde la educación madurista contratar solo a sus fichas genuflexas e imponer la ideologización de la población escolar.

Por supuesto, esos 70 dólares que bien pudieran ser pagados a la actual nómina docente, son el monto clientelar mínimo necesario para que esos "nuevos maestros" no sean educadores, sino fichas políticas del madurismo, porque al fin y al cabo, lo menos que les importa a Aristóbulo Istúriz y sus acólitos del MPPE es la educación.

¿Y por qué en el caso de Nueva Esparta se "contratarían" 10 mil dizque "docentes" en lo que han denominado "comunalización" en el contexto de la bazofia política que ellos llaman "comunas"?¡Fácil! El número deriva de la ventaja en votos con los cuales fueron derrotados en este estado en las pasadas elecciones regionales, y el mayor número de ellos iría distribuido en los municipios de Mariño (Porlamar) y Maneiro (Pampatar), buscando artificialmente mantener como sea la primera de las mencionadas - que tienen al igual que la gobernación prácticamente perdida -, y alzarse con la segunda ante un escenario de alta abstención.

El ingreso de esos 300 mil seudodocentes en todo el pais ha sido una orden inmediata de Nicolás Maduro a través del traidor ministro de educación, con el propósito de según ellos, sustituir "legalmente" a los docentes que por motivos de sobrevivencia han tenido que abandonar las aulas, y a quienes el madurismo desde las zonas educativas llaman "desertores", y cuya "reglamentación" de ingresos sin títulos universitarios, la "asamblea nacional" estaría preparando un supuesto remoquete jurídico que llamarían "decreto de emergencia nacional para el ejercicio de la profesión docente ante el bloqueo económico y las sanciones coercitivas".

El madurismo se prepara para otorgar 70 dólares al mes a 300 mil individuos que disfrazados de "docentes" vienen a darle la estocada final a la educación pública que soñaron Simón Rodríguez, Andrés Bello, Humberto Fernández Morán, Luis Beltrán Prieto Figueroa, y otros tantos venezolanos, en donde hasta sus nombres se han visto mancillados por una casta neototalitaria del poder, quien con máxima impunidad ha permitido no solo la destrucción de la planta física educativa, sino que convirtió en indigencia y mendicidad el ejercicio de la carrera docente, y la prostituyó en términos de su adscripción como "educador(a)" al MPPE sin título universitario de lo que llaman desde la cúpula madurista "educación de calidad".

Por lo pronto, se ha oficializado en Nueva Esparta como estado "piloto" el ingreso de más de 10 mil docentillos como los "educadores de la patria", aunque estos sean vulgares analfabetas funcionales, y todos ingresarán con la promesa de que percibirán 70 dólares mensuales, es decir, entre 30 y 40 veces más de lo que devenga en promedio en la actualidad un(a) educador(a) venezolano(a).

¿Seremos desmentidos? Sobran más palabras.

Javier A. Vivas Santana: Aristóbulo Istúriz al magisterio margariteño