Skip to main content
Jesús Seguias: Es momento de decidir y dejar la lloradera

Jesús Seguias: Es momento de decidir y dejar la lloradera

1. Cuando un político anda en una lloradera eterna, pidiendo condiciones perfectas para participar en unas elecciones que debe convocar un gobierno calificado por él mismo como dictatorial, sencillamente no entiende de qué se trata el asunto, o renunció automáticamente al ejercicio de la política, y le aterra confrontar la realidad. Le huye a su propio espejo.

2. Juan Guaidó es el resultado íntegro de unas elecciones imperfectas, y con un tribunal electoral totalmente controlado por el gobierno. Y miren cómo le ha sacado el jugo al cargo. Si logró lo que logró con un simple órgano legislativo, que no maneja poder tangible y que sólo discute leyes, imaginemos a la oposición con 20 gobernaciones y más de 200 alcaldías en sus manos. Estas instancias sí manejan poder tangible, y resuelven problemas concretos a los ciudadanos.

3. Algunos critican a los actuales gobernadores y alcaldes opositores. Dicen que no gobiernan nada porque les quitaron todos los poderes, y que por tanto no vale la pena votar. Pero resulta que Guaidó y la AN electa en 2015 también se quedaron sin poderes en Venezuela, les nombraron sus respectivos “protectores”, sin embargo, nadie ha dicho que no se debió participar en elecciones del 2015. Todos lo consideran una acertada decisión.

4. Afortunadamente, ya nadie habla del “cese a la usurpación”, una aventura política que costó muy caro a los venezolanos, y donde hasta ahora nadie ha dicho: “Soy responsable”. Ahora todos, con Guaidó a la cabeza, hablan de ir a “elecciones confiables”. Por fin entendimos.

Jesús Seguías: Es momento de decidir y dejar la lloradera