Skip to main content
Foto de Jimmy Chan en Pexels

Rubén D. Lopera: “Las causas de la causa” en las enfermedades

El principio de la causalidad es un “principio filosófico según el cual todo hecho tiene una causa, de modo que las mismas causas en las mismas condiciones producen los mismos efectos”. El conocer la causa de un fenómeno se puede decir que es el de buscar el origen de algo y en este caso me referiré a ciertas “causas” que originan fenómenos o enfermedades  en general. Lo comparare con una telaraña que forma caras, ángulos, aristas y vértices entremezclados y relacionados porque a veces se unen, complica la causa o varias causas en una misma enfermedad, con varios efectos, se reflejan o se unen en una misma cara, arista, vértice o ángulo por donde se vea.

No me referiré a “causa” a la discusión y resolución de un asunto o al de una comida típica peruana o chilena.
Las causas o la causa de una enfermedad o una “causa” la resumo en este trabalenguas o repetición, porque se puede alargar los fenómenos para buscar realmente el origen de un fenómeno que a veces puede ser corto o con pocas causas y en otro como una telaraña o laberinto para llegar al origen del fenómeno.

En la Medicina Narrativa se busca eso: buscar “las causas de la causa” con la entrevista detallada, dejando hablar al paciente, con paciencia en la comunicación, escuchando los detalles de su vida, detectando poco apoco las causas del porque llevaron a ese paciente a tal fenómeno o enfermedad. Sobre todo, en enfermedades crónicas tanto físicas como mentales. Hay infinidad de causa o variables, en algunas más reducidas que en otras. La idea es detectarlas a tiempo para poder prevenir a tiempo o por lo menos que hagan menos daños. No es igual una escoliosis que muchas veces tienen un componente genético difícil de modificar, a las causas de una obesidad, la cual tiene múltiples factores y causas.

Un solo ejemplo de las causas de la “obesidad” expondré en este artículo, pero esto es aplicable en muchas enfermedades o fenómenos. No tengo nada en contra de los obesos o los que tengan sobre peso, es una decisión particular de cada persona en tener o no sobrepeso o de comer lo que quieran. En eso estoy muy claro y más si se sienten bien o felices. Pero de que los obesos tienen muchas más probabilidades de enfermarse o tener muchos fenómenos dañinos es una realidad indiscutible. Actualmente se cataloga a la obesidad como una “enfermedad”, personalmente pienso que es un estilo de vida personal que lo lleva a esa condición. Las controversias en esto son variadas y no entraré en detalles médico-científicos. “Gordos o no gordos” sean felices y no se ofendan por eso, yo soy un mamífero superior “flaco y desnutrido”.

En la obesidad puede haber algo de origen genético, estilo de vidas diversos, unos de comer mucho y que pueden, otras preferencias por ciertos alimentos, sin un balance adecuado, ambiente obeso génico familiar, étnico, costumbres, entre otras razones con peso o sin peso o evidencia científica.
Si empiezo a armar la telaraña de conexiones de la obesidad me refería a las aristas, vértices, formas o ángulos o como se mire. Iré formando un entramado de causas o lesiones que produce la obesidad; desde dolor lumbar por la compresión y presión de los discos intervertebrales por  el tiempo, pasando por la resistencia a  la insulina  y causar diabetes tipo 2, junto con los problemas metabólicos entrelazados con dislipidemias y colesterol elevado con consecuencia en problemas cardiovasculares, placas ateromatosas, tromboembolismo, isquemias y hemorragias cerebrales o infarto al miocardio, entre otros daños en el sistema circulatorio. Es decir, la obesidad es además “la causa de otras causas” y si sigo, causa se varios tipos de demencia o estados inflamatorios crónicos que pudieran conducir a enfermedades neurodegenerativas, demencias como Alzheimer, la frontotemporal, Pick o la vascular. Incluso a ciertas tendencias a ser más deprimido o envejecer mas rápidamente. Sin contar las amenazas de ciertos virus como el CoVSARS-2 que tiene cierta predilección por la obesidad y sus receptores celulares.

La evolución de una determinada enfermedad puede ser vista o seguida desde los antecedentes de la etapa fetal, preescolar o juvenil. Me queda decir que falta mucho para tener esta telaraña completa en solo al tema de la “obesidad” como “causa de otras causas”, no le he agregado variantes cercanas como el fumar, ingesta de alcohol, drogas, sedentarismo para no complicar más esta “causa de causas” sin olvidarme del estrés, angustias y depresiones. como consecuencia de la causa o producto de las complicaciones de la causa. Esta matriz puede ser aplicada prospectivamente o retrospectivamente para estudiar el origen de una gran variedad de enfermedades o “causas de la causa” estudiada. Queda tinta en el tintero para seguir sobre la telaraña de las causas, pero en muchos países la parte política- socio -económica tiene mucho que ver con el origen de estos fenómenos o causas que nos enferman.

Esta pandemia nos tiene que enseñar a cuidar y a cuidarnos de las “causas de la causa” porque si no, el virus las empeora y se aprovecha de nuestras debilidades o causas previas. (Foto Jimmy Chan)

Ruben D. Lopera