Para formar parte de la información

Oswaldo Alvarez Paz

Pendientes de Colombia

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Hacemos un alto en las consideraciones semanales sobre la dramática situación venezolana. Diremos solamente que seguimos con más de lo mismo, pero un poco peor que la semana pasada. La preocupación de hoy está centrada en las elecciones presidenciales de Colombia. Se realizan en un momento verdaderamente histórico, al margen de toda retórica de ocasión.

España y nuestro país actual

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Mucho se ha escrito sobre los recientes incidentes ocurridos en el Congreso de los Diputados de España. En todas las direcciones. Para no entrar en especulaciones innecesarias ratificaré mi respeto y amistad de larga data con el expresidente censurado Mariano Rajoy, también la vinculación sostenida desde su origen con el Partido Popular y de antes, con algunos de sus más prominentes dirigentes fundadores.

Parece mentira pero sucede

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La pobreza del debate político electoral concluido el pasado 20-M pareciera proyectarse con mayor fuerza en estos días. Todo sigue más o menos igual, pero un poco peor. Esto incluye, por supuesto, al régimen encabezado por un personaje funesto y negativo. Lo mejor que podría hacer es callarse, no dar más declaraciones y dedicarse a cualquier cosa distinta a ejercer la presidencia.

Reafirmación de actitudes básicas y Colombia

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Escribo poco después del mediodía del domingo.

Aún no han sido anunciados por el Consejo Nacional Electoral los resultados de la fraudulenta farsa aún en pleno desarrollo. Sin embargo, desde el amanecer hemos hecho seguimiento a la situación en todo el país. Impresionante el vacío de los centros de votación, la desolación de las calles y avenidas, el creciente rechazo al régimen. También a quienes se han prestado a servirles de peones.

En la etapa final

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Nos acercamos al desenlace del terrible drama que vive Venezuela. No me refiero al fraudulento proceso que tendrá lugar el próximo domingo. Lo que sucederá ese día está cantado desde hace tiempo. No debe sorprender a ningún demócrata ni dentro ni fuera del país. Los especialistas en el disimulo, la mentira y la violencia física e institucional características del régimen, no han captado la magnitud de la indignación y rechazo existentes en el ciudadano común. Esto se acabará para no repetirse nunca jamás.

Ya estamos en mayo

Oswaldo Alvarez Paz's picture

2018 avanza aceleradamente. Nos acercamos a la mitad de un año pleno de expectativas favorables que tenemos la obligación de concretar. Por supuesto que no me refiero a una fraudulenta elección presidencial convocada y por ejecutarse al margen del Derecho y de la más elemental decencia ética y política. Se trata de que esto que vivimos no puede continuar. El trabajo activo para lograr el cambio de régimen que Venezuela necesita y el mundo entero espera, se acerca al desenlace esperado.

Claridad y transparencia

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Más del 80% de los venezolanos desea la salida de Maduro y un cambio integral de régimen en el menor tiempo posible. Sin embargo, “los rusos también juegan” y la dictadura profundiza en el uso y el abuso de poder contra esa enorme disidencia. Pero todo tiene un límite y el tiempo se acaba. El cerco se cierra sobre ellos mismos. Pretenden mantenerse sobre la base del terror, de la represión y de las mentiras e infamias contra propios y extraños.

Ruta hacia la libertad

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La reciente acción concertada entre Estados Unidos, Inglaterra y Francia para detener la temeraria fabricación de armas químicas mortales en Siria no sorprendió a nadie distinto a los responsables y algunos de sus aliados políticos. Se veía venir. No valieron argumentos ni oportunidades para resolver el tema “por las buenas”. Pues bien, la geopolítica del área cambia radicalmente y con ella, también la del resto del mundo.

Soy Venezuela y reflexiones variadas

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Las reflexiones son variadas. Una referida al deterioro de la planta física del país. Basta con tomar camino para cualquier parte y constatar el deterioro vial, la ausencia de combustible, la suciedad por caminos y carreteras, el deterioro anímico de mucha gente y una extraña mezcla de tristeza y remota esperanza con relación al futuro inmediato que siembra incertidumbre sobre permanecer en el país o buscar un mañana mejor en otras realidades. Difícil dar consejos a buena parte de esta gente que nos interroga de buena fe. Pero así estamos.

La resurrección y la vida

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Felices Pascuas. Escribo en Domingo de Resurrección, pero no estoy seguro de que estas notas puedan ser enviadas hoy. Serios problemas de internet ofrecen, una vez más, dificultades serias. Lo intentaremos a pesar de esta Venezuela en ruinas con los servicios por el suelo y la inseguridad como norma de vida para todos.

Siguen los disparates peligrosos

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Increíble pero cierto. Cuando somos requeridos por amigos y relacionados del mundo entero sobre lo que sucede en Venezuela, somos lo más concisos posible. Evitamos lo que pueda generar dudas. Eliminamos toda dosis que pueda parecer especulativa. Nos centramos en lo indiscutible. Sin embargo, por las repreguntas que nos hacen y por las exclamaciones que cada rato acompañan a los comentarios, pareciera que piensan que exageramos porque sencillamente “esto no puede ser”.

La necesaria transparencia

Oswaldo Alvarez Paz's picture

En cualquier país que atraviese una crisis terminal como la de Venezuela, todo, absolutamente todo, debe ser hecho con transparencia total. Sin ella resulta imposible generar confianza y nada funcionará. Todo el mundo desconfiará de todo el mundo. Siempre la sospecha limitará la acción decidida, incluso cuando se visualicen parcialmente las reales intenciones de calificados protagonistas opositores.

Dos jornadas complementarias

Oswaldo Alvarez Paz's picture

El martes de la pasada semana se realizó una extraordinaria jornada en el Aula Magna de la Universidad Central. Cargada de emoción, llena de raíces sembradas en luchas del pasado, en las expectativas del presente y con la mirada puesta en el porvenir inmediato. Representantes de todos los sectores de la vida nacional estuvieron presentes y en alta, clara e inteligible voz sus representantes fijaron posición con relación a la tragedia nacional. Lamenté no haber podido estar presente físicamente, pero espiritual y políticamente allá estuve.

Tiempo de definiciones serias

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La democracia venezolana no existe. Está presa, desterrada o acosada. No hay libertad ni seguridad jurídica. Sin Constitución y con una ordenamiento jurídico mal administrado y hasta inventado, la vida ciudadana carece de la serenidad que se necesita para que trascurra de manera normal. Estamos en presencia de una dictadura. De una verdadera tiranía. Del siglo XXI, pero con claras líneas de destrucción de lo existente.

Principios y valores eternos

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Nunca me cansaré de repetir que mientras más difícil e incierta se torne la lucha, mayor es la obligación de aferrarnos a los principios y valores que nos trajeron a la política. Son los que alimentan la vida en libertad y la vigencia plena de la democracia. Todo lo demás pasa a ser secundario, incluidas las ambiciones personales y los intereses de grupo o de partido. Sin embargo, la exagerada dosis de pragmatismo y la falta de formación en cuanto a los temas fundamentales, genera desviaciones graves que producen lamentables consecuencias.

Abstención y liderazgo real

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Es impresionante constatar cómo en Venezuela se cumple a la perfección aquello de que el pueblo es superior a sus dirigentes. Eso explica la crisis de todos los partidos, tanto opositores como oficialistas. Además de abandonar la carga de valores y principios que han justificado su existencia durante muchos años, se agotan los dirigentes actuando en círculos viciosos que han excluido su razón de ser, pero que mantienen estructuras para incrementar cuotas de poder, espacios desde los cuales se faciliten las acciones destinadas a lograr objetivos personales de muchos de los dirigentes.

Desilusión y esperanza

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Estas líneas las recibirán con atraso poco común. Escribo desde un bello pedazo de llano en pleno Estado Guárico aunque relativamente cerca de Apure. Lamentablemente no hay internet y las cosas, en consecuencia, deben esperar. Lo siento, pero se reafirma mi convicción de que estamos rezagados, a la cola del mundo, incluido todo el vecindario. Algún día, más temprano que tarde, Venezuela volverá a estar a la altura del desarrollo tecnológico en todas las áreas. No sucederá mientras el actual régimen continúe.

La verdad debe conocerse

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Es un hecho universalmente aceptado que en este país mataron el Derecho como instrumento de regulación de la vida en sociedad, de las relaciones entre los ciudadanos y de éstos con el estado-gobierno. Como suele acontecer todo está en manos de los caprichos y desviaciones de los dueños del poder, de sus corruptelas y probada ineficacia. Quizás este sea uno de los factores que me llevan a expresar el duelo enorme que genera la desaparición de dos conocidos juristas. Me refiero a los eminentes doctores en Derecho de mucho prestigio, René De Sola y Ángel Bernardo Viso.

Coraje, dignidad y justicia

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Enero del 2018 ha sido revelador. Iniciamos un año decisivo. Está siendo escenario de la confrontación final en pleno desarrollo. Se plantea en todos los terrenos. Sin embargo nos asaltan dudas serias sobre la disposición de una parte del liderazgo opositor de asumir las consecuencias que pueden derivarse de la profundización de lo que debe hacerse.

2018, año definitivo

Oswaldo Alvarez Paz's picture

El año se inicia en medio de grandes expectativas de variada naturaleza. A favor y en contra de las luchas por la Libertad, pero de mucha esperanza a pesar del clima de frustración y angustia de la población. Son tantos los hechos de este enero histórico que hasta los 72 años de la fundación del partido Socialcristiano COPEI pasó por debajo de la mesa.

La desviación electoralista

Oswaldo Alvarez Paz's picture

2017 ha sido uno de los peores años en la historia de Venezuela. No me atrevo a decir que el peor, pero está muy cerca de merecer tal calificación. En lo social, en lo económico, en lo internacional, en lo político y, entre otras cosas, en materia de seguridad nacional y defensa integral de la soberanía. Que yo recuerde, jamás habíamos estado peor. A veces trato de ser cuidadoso con el lenguaje para evitar exageraciones. Después de hacerlo pienso que me quedo corto ante la realidad que trato de describir con prudencia.

Reflexiones desordenadas

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Escribo en domingo. Aún no conozco los resultados de la actividad electoral convocada para hoy por el régimen y avalada por importantes personeros no formalmente oficialistas. La verdad es que no me preocupa demasiado el tema. Todo está dado para que el régimen mantenga, con alguna ampliación, el control de la mayoría de las estructuras municipales.

Peligrosa incertidumbre

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Cada venezolana sacará sus conclusiones sobre la reunión que se desarrolló, una vez más, en Santo Domingo. Bastantes generalidades y algunas contradicciones están contenidas en las recientes declaraciones de los protagonistas del gobierno, de la oposición y de los testigos cooperantes. Mucho relleno y poca sustancia por parte de todos los declarantes en un momento en que se llega al final del viciado proceso electoral para elegir alcaldes el próximo 10-D.

Pages