La candidata verde dice que su campaña fue un "David" que enfrentó a "Goliat"

El comentario de Silva fue una referencia a la tradicional polarización de las campañas presidenciales entre el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), mientras que el PV se presenta este año como una alternativa.

Según las últimas encuestas divulgadas anoche por el instituto Ibope y por la firma Datafolha, Silva obtendría hoy el 17% de los votos válidos (excluidos los en blanco y los nulos) con lo cual quedaría en tercer lugar en la disputa presidencial.

La favorita es Rousseff, del PT y apadrinada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien las encuestas le pronostican entre el 50 y el 51% de los votos, con lo cual estaría en el límite para ganar la presidencia en la primera vuelta.

El segundo es Serra, del PSDB, que tiene una intención de voto del 31% y sería el rival de Rousseff en una eventual segunda vuelta, el 31 de este mes. Pese a que las encuestas no le favorecen, la candidata de los verdes se mostró confiada en que "habrá otra elección", en referencia a la segunda vuelta.

Marina Silva votó en un colegio electoral en la sede regional del Instituto de Colonización y Reforma Agraria (INCRA) en Río Branco, a donde llegó después de hacer una oración con un pastor de la iglesia evangélica a la que pertenece. Después de votar, la candidata del PV viajó a Sao Paulo, donde esperará el escrutinio. EFE

Categoria: