Prohibición de difundir imágenes violentas en periódicos protege a niños y adolescentes

Garantizó la preservación de la libertad de expresión y apuntó que la intención de la difusión de esta imagen es generar una matriz de opinión sobre la censura.

“El Gobierno no tiene nada que ver con esto. Es una acción de la institución nacional de derechos humanos y asumimos plena responsabilidad sobre ella, porque tenemos que proteger los derechos conquistados”, expresó.

Agregó que las crónicas rojas o periódicos que solían divulgar informaciones amarillistas relacionadas con sucesos quedaron en el pasado desde la entrada en vigencia de la Constitución de 1999.

Recordó que el propósito de evitar estas publicaciones es reducir los niveles de violencia, tal como lo reconoce el propio informe titulado Acabar con la Violencia contra Niños, Niñas y Adolescentes, de Paulo Sergio Pinheiro, integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Este personal ha sido autor de un documento que cuestiona a Venezuela en materia de DDHH, utilizado por la oposición venezolana para atacar el Gobierno, dijo.

A juicio de Ramírez, el tema de la inseguridad se transformó en una bandera política de la oposición, por lo que pidió seriedad a los candidatos contrarrevolucionarios para las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre.

Consideró una “burla a la inteligencia” del pueblo que algunos de los aspirantes opositores ofrezcan que desde la Asamblea Nacional (AN) acabarán con la inseguridad, y precisó que la sociedad global actual está sumergida en una situación de violencia.

Destacó las inversiones del Gobierno bolivariano en materia social, además de las medidas tomadas del Ejecutivo contra ese flagelo.

“Que se tome como bandera política (el tema de la inseguridad) y se haga uso de estas imágenes en el marco de una campaña es sencillamente grotesco”, expresó.

Destacó la existencia de jurisprudencia sobre prohibición de difusión de imágenes amarillistas en el país, como sucedió en 2007, en una medida que recayó sobre los diarios merideños El Progreso y El Luchador.

Estimó que El Nacional recurrió a la publicación de la polémica fotografía debido al bajo tiraje que posee, como un mecanismo sórdido para impulsar sus ventas.

Por su parte, el director de Servicios Jurídicos de la Defensoría del Pueblo, Larry Devoe, también presente en Despertó Venezuela, comentó que la Ley Orgánica de Protección al Niño, Niña y Adolescente (Lopna), aprobada en 1998, establece regulaciones para la difusión de mensajes en medios audiovisuales e impresos que puedan afectar el desarrollo integral de infantes y de jóvenes.

Dicha normativa está en consonancia con la Constitución y tratados internacionales sobre derechos humanos, añadió.

Apuntó que quienes más se oponen a la acción del Estado contra la difusión de la citada fotografía no han podido negar que la imagen vulnera flagrantemente los derechos de niños, niñas y adolescentes.

El pasado viernes, El Nacional publicó una fotografía de la morgue donde se aprecian varios cadáveres amontonados, imagen reproducida este lunes por Tal Cual.

La gráfica fue capturada antes de la remodelación del espacio, indicó hace días el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Wilmer Flores Trosel.

La Defensoría solicitó una medida para evitar la publicación de este tipo de gráficas, mientras que el Instituto Nacional de Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Idena) pidió abrir una investigación penal.

Ante esto, el tribunal 12 de primera instancia de Mediación y Sustanciación de Protección del Niño y Adolescente de Caracas ordenó este martes a los medios impresos “abstenerse de realizar publicaciones de imágenes violentas, sangrientas, grotescas, bien sea de sucesos o no, que de una forma u otra vulneren la integridad psíquica y moral de los niños". AVN

Categoria: